Dioses de la Mitologia Nórdica

Los dioses nórdicos son producto de una mitología germánica y escandinava; es decir, fruto de pueblos politeístas que creían en una gran cantidad de divinidades. Todas ellas representantes del mundo que circundaban a los seres humanos, tanto fenómenos naturales como propios del ser humano.

A continuación, en sintonía, presentamos dioses de la mitología nórdica: características, imágenes y más.

Dioses mitológicos Nórdicos

Los dioses nórdicos son producto de las leyendas e imaginería de los pueblos de la Europa del Norte, que podían tener cierta distancia entre sí y leves modificaciones en sus rasgos. Por supuesto, las divinidades no solo son sostenidas por historias y rasgos, sino por toda una cosmogonía muy particular: nueve mundos interconectados a través de las ramas de un árbol, Yggdrasil y en el que habitaban seres distintos.

Sin embargo, divinidades a las cuales se adoraban partían fundamentalmente de dos clanes y dos mundos: los Aesir de Asgard y los Vanir de Vanaheim. Más allá que no es parte de este texto, hay que recordar que los seres humanos vivían en Midgard.

Odín

Odín era considerado el rey de los dioses de la mitología nórdica y era parte del clan de los Aesir. Su papel es sumamente complejo: era el dios de la sabiduría, la guerra y la muerte; pero también se lo asociaba a la poesía, la profecía, la victoria y la caza.

Era representado como un hombre entrado en años, con barba, solitario y tuerto. Su rostro llamaba la atención porque le faltaba un ojo que sacrificó para lograr la sabiduría infinita. Sus cuervos era una suerte de extensión de su ser, porque podía enterarse de lo que sucedía en los mundos a partir de las aves.

Frigg

Frigg es una de las mayores diosas de la mitología nórdica, esposa de Odín, reina de los Aesir y diosa del cielo. Se la vincula a la fertilidad, el amor, el manejo del hogar, el matrimonio, la maternidad, las artes domésticas, la previsión y la sabiduría.

Podríamos relacionarla con la diosa griega Hera en algún punto. Era esposa y madre, además tenía el poder de la profecía, aunque no relataba lo que sabía. Tenía, al igual que Odín, permitido sentarse en el trono para observar todos los mundos.

Thor

Thor es el dios del trueno y de la fuerza en la mitología nórdica. Su papel es complejo porque tenía influencia en áreas diferentes: clima, cosechas, protección, justicia, batallas, viajes, etc. Era conocido por el Mjölnir y los truenos. Un dato curioso de Thor es que con la llegada del cristianismo en los países germanos y escandinavos su figura fue demonizada, aunque sobrevivió mucho tiempo en las zonas rurales.

Thor era hijo de Odín y sus características relacionadas al trueno y relámpagos hace que muchos estudiosos lo consideraran comparable al de otras civilizaciones indoeuropeas.

Balder

Balder era el dios de la paz, la luz y el perdón, en la mitología nórdica y germana. Era el segundo hijo de Odín y también hay que decir que se lo relacionaba con la verdad. Era un personaje muy importante porque su muerte fue un hecho considerado como precedente en el Ragnarok, la batalla del fin del mundo.

La mitología nos cuenta que Balder siempre soñaba con su muerte. El dios Loki engañó al hermano ciego de Balder, Hodur, para que disparara una rama de muérdago, siendo la causa de su muerte.

Loki

Loki era un dios de la mitología nórdica asociado a las mentiras y al fraude. Era hijo de los gigantes Farbauti y Laufey, además tenía hermanos. Posee una historia muy curiosa: llegó a introducirse en el mundo de los dioses, llegando a ser considerado por Odín como un hermano de sangre, hasta la muerte de Balder, de la cual fue culpable.

Después de la muerte del hijo de Odín, los Aesir lo capturaron y lo ataron a tres rocas. La profecía dice que se librará de sus ataduras para luchar contra los dioses en el Ragnarok.

Njörðr

Njörðr es un dios vanir, relacionado con la tierra fértil y la costa marina, así como también la náutica y la navegación. La mitología nórdica nos cuenta que todas las criaturas marinas estaban bajo su servicio y se desplazaba en un carro que era tirado por ballenas. Con la diosa cazadora Skaði tuvo dos hijos: Frey y Freya.

Los Vanir, es importante decirlo, representan otra estirpe de dioses y forman parte de otro mundo en la cosmogonía nórdica.

Hela

Hela es una divinidad nórdica del inframundo, es decir, era la encargada en el inframundo de aquellos muertos sin honor. Hija de Loki y de la gigante proveniente de Jotunheim, Angrboda. Hela reina sobre el Helheim, donde vive bajo una de las raíces de Yggdrasil.

Un lado de su cuerpo era auténtica hermosura, pero el otro era igual a un cadáver en putrefacción y despedía un olor nauseabundo. Si bien no es clara la división, porque podían acudir buenos y malos, a Helheim solían ir los fenecidos sin honor: los que morían de viejos o de alguna enfermedad. En un pueblo tan guerrero, el Valhalla era solo para aquellos que habían caído en batalla.

Frey

Frey era otra deidad Vanir, dios de la lluvia, el sol naciente y la fertilidad. Era el señor de la vegetación, poseía la summarbrander, una espada que podía moverse y luchar sola por los aires. Era una deidad muy importante en el paganismo nórdico, también asociado a la realeza, la fertilidad, la prosperidad y era representado como un dios fálico.

Freya

Freya era una diosa de la mitología nórdica y germana, de la cual se han preservado muchos relatos. Era descrita como la divinidad del amor, la belleza y la fertilidad. Era invocada para tener fertilidad, buenos partos y también provechosas estaciones. Como se observa los Vanir eran deidades más vinculadas a los elementos terrenos de la naturaleza.

Sin embargo, Freya también podía asociarse a la muerte, la magia, la profecía, la riqueza y la guerra. De hecho, la mitad de los muertos en combate iban al Valhalla y eran recibidos por Odín; la otra mitad iban al Fólkvangr y eran recibidos por Freya.

Heimdal

Heimdal era el dios guardián de la mitología nórdica. Era hijo de Odín y de nueve mujeres gigantes que lo nutrieron con sangre de jabalí. Era poseedor de una vista aguda, un fino oído y podía estar sin dormir muchos días. Su percepción era tan extraordinaria que oía crecer la hierba, razón por la cual se le designó ser guardián de Asgard y el Bifrost, el puente arcoíris que unía mundos.

Tyr

Tyr era el dios de la guerra y el orden en la mitología nórdica. También se lo asociaba con la justicia y la victoria. Y si bien en algunas historias puede ser el hijo de Odín y Frigg, algunos estudiosos recalcan que era una divinidad antigua y que muchos pueblos germanos lo consideraron la deidad principal. Se lo conocía como la divinidad sin un brazo, porque lo había perdido mientras ataba al lobo Fenrir.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.