Aparato digestivo: Sistema digestivo (partes, funciones, imágenes)

El cuerpo humano es maravillosamente complejo y eso siempre ha llamado la atención, sobre todo porque vivimos, existimos muchas veces sin la menor idea de lo que sucede en nuestro interior. Poniendo un poco de claridad en el asunto, te presentamos información del sistema digestivo: partes, funciones, enfermedades e imágenes. 

 

Partes y funciones del sistema digestivo

El aparato o sistema digestivo hace a un conjunto de órganos, fielmente entrelazados, que dan lugar al proceso de digestión, es decir, la absorción, filtración y simplificación de los alimentos para que puedan ser utilizados por las células del organismo. Por eso tenemos en este complejo camino: transporte de alimentos, secreción de jugos digestivos, absorción de nutrientes y excreción por el proceso de defecación.

Boca y glándulas salivales

La boca o cavidad oral es el sitio en el que el alimento arranca su gran travesía por el sistema digestivo. Contiene distintas estructuras, entre las cuales se encuentran los dientes que hacen posible la masticación y la lengua. El resultado es la trituración del alimento junto a una humidifación por medio de las glándulas salivales en continua acción, lo que trae como corolario una deglución más efectiva (además de una limpieza natural de los dientes).

Faringe

 

No nos hemos equivocado de sistema, sino que estamos ante la presencia de un órgano que es vitan tanto para el aparato respiratorio como para el digestivo. La faringe es un tubo muscular membranoso que se comunica con la boca, a través de la garganta y al otro extremo con el esófago. Precisamente para llegar hasta ese sitio del cuerpo, el alimento, luego de masticado, recorre toda la faringe. El proceso es el siguiente: el paladar se retrae hacia arriba, la lengua empuja los alimentos hacia la faringe que se contrae y lleva los alimentos al esófago. La epiglotis también hace lo suyo, porque en ese momento cierra el agujero de comunicación con la faringe, anulando la pentración en vías respiratorias de alimentos.

 

Esófago

 

El esófago es un conducto que se extiende desde la faringe hasta el estómago (aprioximadamente unos 25 cm). Empieza en el cuello, atraviesa el tórax y pasa por el abdomen. Lo curioso del esófago es que es una cavidad virtual, es decir, sus paredes se encuentran unidas y solo se abren cuando pasa el bolo alimenticio. Naturalmente, su función es trasladar el alimento hasta el estómago, formado por dos capas de músculos que se contraen y relajan.

Estómago

El estómago es una bolsa grande, un órgano en el que se aloja el alimento, ya deconstruido en bolo alimenticio. Su forma va a variar de acuerdo a la cantidad de contenido que tenga, pero habitualmente posee una forma “j”. Presenta varias secciones: el cardias es el límite con el esófago, el fondo y el antro se acercan a las curvaturas, el cuerpo es justamente la zona principal y el píloro el límite con el intestino delgado. Hay que decir que la secreción de jugo gástrico está regulada tanto por el sistema nervioso como el endócrino, un proceso en el que participan varias sustancias. Cuando la comida llega al estómago hay que decir que actúa sobre ella el ácido clorhídrico, degradando proteicamente el alimento y activando enzimas como las pepsinas (también interviene con las grasas en forma menos la lipasa). El resultado de los alimentos mixturados con los jugos gástricos y el moco de células secretoras es el quimo. Justamente el quimo es el que avanza en el complejo derrotero del aparato digestivo.

Páncreas, hígado y vesícula biliar

Hay que decir que estos tres órganos participan de algún modo en el sistema digestivo. El primero vierte jugo pancreático en el intestino delgado, función de gran importancia en la digestión; el segundo, la mayor víscera del cuerpo, segrega bilis; y el tercero, la vesícula, conserva la bilis segregada por el hígado, hasta ser requerida por los procesos de digestión.

Intestino delgado

El intestino delgado comienza en el duodeno (tras el píloro) y termina el la válvula ileocecal, donde se une la primera parte del intestino grueso. Puede llegar a medir siete metros de longitud y su calibre va disminuyendo conforme llega a su final. Aquí se absorben los nutrientes de los alimentos digeridos, proceso amplificado por las vellosidades que se hallan en sus paredes. Podemos dividir al intestino delgado en dos partes: duodeno y yeyuno-íleon.

  • Duodeno: es la primera parte del intestino delgado y puede llegar a medir unos 30 cm de longitud (naturalmente, es la parte más pequeña). Aquí se vierten un sinnúmero de secreciones como la bilis que proviene de la vesícula (víscera hueca) y el jugo pancreático que dimana del páncreas.
  • Yeyuno-ileón: es la segunda parte del intestino delgado, más larga en longitud. Aquí se siguen absorbiendo nutrientes y proteínas; su comienzo y final es claro, pero la limitación entre el yeyuno y el ileón no es clara.

 

Intestino grueso

El intestino grueso inicia a partir de la denominada válvula ileocecal, en un fondo de saco denominado ciego y termina en el recto. Describe una serie de curvas, su longitud varía (puede llegar a 160 cm) y su grosos disminuye, siendo la zona más estrecha la que se une con el recto. Aquí comienza a culminar el proceso digestivo, atravesando el ciego, el colon ascedente, transverso, descendente y recto, finalmente, parte terminal del aparato digestivo. Aquí se absorbe agua, se almacenan y eliminan residuos.

Ano

 

Abertura final del tracto o trayecto digestivo. Consta de une esfinter anal interno y otro externo, con el cometido de poder regular, controlar la expulsión de las heces.

Enfermedades del sistema digestivo

El sistema digestivo posee, naturalmente, patologías propias. Por ejemplo, la enfermdad de reflujo gastroesofágico, que es cuando el ácido del estómago retrocede al esófago, dando a la persona que la sufre un dolor ardiente en la boca del estómago. Asimismo, también existen cálculos biliares, depósitos que se forman en la vesícula si está no se libera adecuadamente, entre otras enfermedades.

A continuación realizamos solo una lista aproximativa de enfermedades propias del aparato digestivo:

  • Enfermedad celíaca.
  • La enfermedad de Crohn
  • Colitis ulcerosa.
  • Síndrome de intestino irritable.
  • Hemorroides.
  • Diverticulitis.
  • Ictericia.
  • Hipertensión portal.
  • Cirrosis.
  • Varices esofágicas.
  • Peritonitis.
  • Disfagia.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.