25 Pintores famosos y sus mejores obras

El arte plástico siempre ha cautivado tanto al hombre que lo produce como, naturalmente, el que recepciona. No importa la escuela, las ideas, las estructuras o los simbolismos por detrás. A continuación te presentamos 25 célebres pintores y sus obras con mucha información, aclarando que la selección es bastante relativa ya que la historia del Arte es prácticamente infinita.

1- Leonardo Da Vinci

Leonardo Da Vinci (1452-1519) fue un polímata florentino, es decir, una persona que tenía una enorme sabiduría en campos del conocimiento variados y, naturalmente, las artes plásticas no fueron una excepción a esa regla. Un arquetipo maravilloso del Renacimiento italiano, Da Vinci fue un humanista visionario que llevó al máximo las posibilidades del arte. Muchas de sus obras de arte no son solo piezas de talento, sino que han adquirido un renombre fantástico. Asimismo, la figura del mismo Da Vinci está nimbada por misterios de toda clase. Entre sus pinturas más conocidas, hallamos a la Mona Lisa, La Anunciación, La última cena, El Hombre de Vitruvio, entre otras.

2-  Giotto di Bondone

Giotto di Bondone (1267- 1337) también puede ser considerado un hombre sumamente variado en sus inclinaciones, ya que como todo buen humanista del renacimiento (uno primigenio, claro está), arribó en los terrenos de la pintura, de la escultura, además de ser muralista y arquitecto. Suele decirse, con tonos un tanto religiosos, que así como Adán fue el primer hombre, Giotto fue el primer pintor, ya que si bien es un continuador de un estilo marcadamente bizantino (recordemos que las repúblicas independientes de la actual Italia en aquellos entonces tenían una influencia directa de Bizancio tanto política como cultural), generó una ruptura que lo convirtió en inmortal según los especialistas: aportar emoción a sus personajes.

3- Alberto Durero

Alberto Durero (Albrecht Durer, 1471- 1528) fue posiblemente una de las figuras más renombradas en el renacimiento alemán. Si le cupo el mote del Da Vinci del norte de Europa es porque cumplía un prototipo de humanista, que en su singularidad, también se lo vio en otros lados: escritos teóricos, grabados, pinturas y dibujos han sido algunos de sus campos. Se lo emplaza como uno de los primeros en representar a la naturaleza sin ningún tipo de artificios. Algunas de sus obras más conocidas son Autorretrato, La gran mata de hierba, Jesús entre los doctores, entre otras.

4- Miguel Ángel

Michelangelo Bunarroti (1475- 1564) es catalogado, muchas veces, como el máximo genio en cuanto al arte. Sin embargo, respecto a su arte plástico no se puede hacer semejante juicio basándonos en algo que el mismo Miguel Ángel recalcaba: quera escultor. Su obra maestra pictórica, los frescos de la Capilla Sixtina, fue realizada más siguiendo criterios escultóricos que pictóricos. De todas maneras su producción es de tal calibre, que es indudable que fue, es y será uno de los grandes genios universales, quien pasaba su tiempo entre Roma y Florencia, llevando adelante su trabajo a partir de sus mecenas quienes eran los papas y la familia Médici.

5- Francisco de Goya

Francisco de Goya (1746- 1828) fue un excelso pintor y grabador. Posiblemente el mejor mote que le quepa, en ese espíritu incalificable que fue, sea el de misterioso. Un pintor de pueblo, pero también de la realeza; religioso, aunque también abrevador de terrenos místicos. No tuvo posiblemente rival en los años en los que vivió y fue un genio en el terreno del óleo, el fresco, como dibujante y grabador. Dentro de sus obras más conocidas podemos mencionar a La maja desnuda, El aquelarre, El Coloso, Saturno devorando a su hijo, entre otras.

6- Raffaello Sanzio

Rafael (1483- 1520) es uno de los grandes pintores del renacimiento, además de ser arquitecto e inspector como conservador de antigüedades. Desde pequeño se lo consideró un niño prodigio y su formación se fue desarrollando a partir los estudios en distintos talleres de prestigio. Con una técnica excelente en cuanto al dibujo y al color (la elegancia y belleza, por ejemplo, no faltaban en sus retratos), Rafael tuvo una producción bastante prolífica a pesar de morir relativamente joven (la edad de 37 años). La Transfiguración, La Madonna Sixtina y La bella jardinera son algunas de sus obras más importantes.

7- Piero Della Francesca

Piero Della Francesca (1415-1492) fue un pintor italiano sumamente talentoso, que si bien tomó resonancia desde hace un buen tiempo como especialista en frescos, en el pasado había descollado como matemático y geómetra también. Se lo ha catalogado de frío, metafísico, hierático en su arte; pero, sin embargo, es indudable que este maestro de la perspectiva ha concitado la atención de todos. Sus obras son eminentemente religiosas, entre las que podemos nombrar La Resurrección, San Jerónimo penitente, Virgen con niño, entre otras.

8- Tommaso Masaccio

Tommaso Masaccio (1401- 1428) es considerado por muchos especialistas un pintor malogrado. Y no porque le haya faltado talento, sino por la brevedad de su vida: solo 27 años, muriendo, presuntamente, envenenado. De todos modos dejó su marca, ya que siempre se lo marca como un hito en la historia de la pintura, al ser uno de los primeros en aplicar las leyes científicas de la perspectiva. De temas religiosos, entre muchas otras obras, se destacan San Pedro cura a los enfermos con su sombra y La expulsión de Adán y Eva del paraíso terrenal.

9- Tiziano

Tiziano Vecelli (1477/1490- 1576) fue un renombrado pintor del renacimiento, etiquetado por sus contemporáneos como “el Sol entre las estrellas”. Fue un maestro excesivamente versátil, tanto para hacer retratos como paisajes, así como acudir a temas estrictamente religiosos/cristianos, aunque también mitológicos. Su diversidad ha sido tal que ha muchos críticos le ha costado entender una transformación que daba lugar a obras que no parecían haber salido de la misma mano. Su influencia en artistas posteriores, como Velázquez, es indudable. Entre sus obras podemos mencionar a Magdalena penitente, El rapto de Europa o el Caballero del reloj.

10- Diego Velázquez

Diego Velázquez (1599-1660) fue uno de los pintores más importantes del barroco español y, en verdad, de la historia universal. Es reconocido como pintor de cámara, es decir ese artista que se encargada de manera exclusiva a inmortalizar las expresiones y situaciones de la corte, cuando ésta así lo dispusiera. Su estilo es bastante naturalista, con un dominio del tenebrismo realmente maravilloso (se dice que al final de su prolífica carrera se convirtió en un maestro de la iluminación). Las Meninas y las Hilanderas son catalogadas como sus dos últimas obras maestras.

11- Vincent Van Gogh

Vincent Van Gogh (1853-1890) fue un pintor eximio neerlandés, una figura primordial del postimpresionismo. Lo curioso de este hombre es su enorme fama en los últimos tiempos, cuando en vida tuvo una incidencia mínima. Su pintora puede ser entendida como personal, vigorosa y de gran influencia en el expresionismo alemán del siglo XX. Su vida, por otro lado, añadió un fuerte ingrediente a lo llamativo que se ha vuelto en los últimos tiempos. Mencionamos algunas obras importantes de un autor prolífico como el Sembrador a la puesta del sol, La noche estrellada, La piedad, entre otras.

12-  Pablo Picasso

Pablo Picasso (1881-1973) fue un gran pintor y escultor, seguramente inmortalizado para el público profano como uno de los artífices del Cubismo. Para muchos fue sinceramente un terremoto al igual que Miguel Ángel, alguien que se propuso ser vanguardia y lo fue; pero que de la misma forma también destruyó, con intención propia, a las vanguardias. Sus trabajos están presentes en los principales museos y colecciones de todo el mundo. Al nombrar algunas de sus obras no podemos dejar pasar Guernica, Las señoritas de Avignon, El sueño o el Viejo guitarrista.

13- Salvador Dalí

Salvador Dalí (1904-1989) fue posiblemente el máximo exponente del surrealismo, a tal punto que existe una frase muy conocida en la que el pintor exclama a Andre Breton que no puede ser expulsado de este movimiento, ya que él es el mismo surrealismo. Fue pintor, escultor, grabador, escenógrafo y escritor español. Si hay que ponerle algún vocablo a su obra puede ser el de impactante o, también, onírico, algo bastante lógico ya que el surrealismo incurría en saberes de la época como por ejemplo el mundo del inconsciente psicoanalítico. La persistencia de la memoria y la Metamorfosis de Narciso son buenos ejemplos de las cimas a las que podía llegar semejante artista.

14-  Paul Cézanne

Paul Cézanne (1839-1906) muchas veces se lo presenta, en una suerte de metáfora, como una ola de aire fresco, ya que partiendo del impresionismo supo dejarlo atrás para crear un terreno prolífico del cual luego eclosionaron las famosas vanguardias del siglo XX, como, por ejemplo, el Cubismo. Este genio de la transición, sin embargo, tuvo una vida lo bastante anónima, desconfiando de los críticos y, por un buen tiempo, casi la mayoría de su vida, con exposiciones lo bastantes periódicas. Las grandes bañistas, Cesto de manzanas, El niño del chaleco rojo, son algunas de sus obras más conocidas.

15- Rembrandt van Rijn

Rembrandt (1606- 1669) fue un notable pintor y grabador neerlandés, considerado uno de los mayores maestros barrocos (y posiblemente el más sustantivo de la historia de los Países Bajos). Muy característico de su obra es esa maestría para desarrollar un juego perpetuo de sombras y de luces, tanto como una alegoría de su vida que también pasaba de la fama al ostracismo mientras progresaba. El retorno del hijo pródigo, La novia judía o La ronda de noche, son muy bueno ejemplos para ponderar su enorme obra.

16- Claude Monet

Claude Monet (1840-1926) fue un conspicuo pintor francés, uno de los creadores del impresionismo. Para los estudiosos, es un artista sumamente subvalorado, por lo menos para los espectadores un tanto neófitos, ya que se suelen perder en la belleza del lienzo, olvidando el profundo estudio que hacía el mismo Monet de la pintura. Los trabajos de la luz y la calidad casi abstracta puede ser considerado un origen para lo que vendrá luego en la historia del arte. Impresión, sol naciente y El estanque de ninfeas son buenos ejemplos de su extraordinaria labor y su modo de llevar adelante sus pinturas.

17- Edouard Manet

Edouard Manet (1832-1883) fue un gran pintor francés, con una importante influencia en el impresionismo (se lo menciona como un faro para todos los que abrevaron en semejante movimiento luego). Su vida siempre fue movediza, no solo cuando en un inicio quiso ser marinero, sino luego en su formación de artista, dirigiéndose a diferentes sitios del mundo y incorporando sabidurías a partir de los grandes maestros de la historia del arte.  Olympia o El desayuno sobre la hierba son algunas de sus obras más notables.

18- Edvard Munch

Edvard Munch (1863- 1944) fue un pintor y grabador noruego, una figura absolutamente influyente del expresionismo alemán del siglo XX. La angustia, el deseo, el amor, el odio, entre otros sentimientos, son sin lugar a dudas tratados por este maestro desde una sensibilidad si se quiere de hombre moderno. Muchas de sus obras, como la más famosa, El grito, son claves para comprender lo que sucedió luego en el mundo moderno.

19- Eugine Delacroix

Eugene Delacroix (1798- 1863) fue una figura clave del romanticismo pictórico francés y, sin lugar a dudas, una referencia e influencia vital para el impresionismo francés. Su pintura no solo impresiona o emociona, sino también exuda un momento histórica, una época determinada. El mejor ejemplo de lo último es La libertad guiando al pueblo, una obra que da cuenta de los levantamientos multiclasistas contra el rey francés Carlos X, que data de 1830.

20- Vasili Kandinski

Vasili Kandinski (1866-1944) fue un pintor y teórico ruso, precursor del arte abstracto. Este genio, etiquetado como el Padre de la Abstracción, no solo modificó notablemente con su producción los senderos de la historia del arte, sino que logró emocionar con sus producciones. Si observamos su producción, podemos entender esa frase que dice que con él comienza el expresionismo. Casas de Munich, Sol de Róterdam, Otoño en Baviera, son algunas de sus obras más conocidas.

21- Caravaggio

Caravaggio (1571-1610) fue un muy activo pintor italiano, para muchos considerado el primer gran exponente del barroco. Es un pintor con una vida muy especial, ya que si bien se lo tenía por recto, no dudaba de enfrascarse en lides que podían terminar en peleas, por lo que se lo ha inmortalizado casi como un pendenciero. Asimismo, muchas de sus producciones son religiosas (también mitológicas), aunque hay que decir que no pocas escandalizaban y eran rechazadas por sus clientes. Sus juegos de luces y sombras, ayudando a un tenebrismo lo bastante marcado, sin lugar a dudas son rasgos majestuosos en este pintor. Ejemplos de sus obras son La vocación de San Mateo, Baco, La conversión de San Pablo, entre otras.

22- El Bosco

El Bosco (1450- 1516) fue un pintor, nacido al norte del ducado de Brabante, en los actuales Países Bajos. Por su inventiva, por la naturaleza de su producción en asuntos y figuraciones, podemos decir que fue un maestro extraordinario. Ninguno de sus cuadros están fechados  y son pocos los que pueden considerarse como portadores de firmas que no sean falsas. Extraño, cómico, singular, así se pueden catalogar sus obras descabelladas, muchas de ellas con un gran interés por el paisaje. Tríptico de las tentaciones o El jardín de las delicias son buenos ejemplos de lo que anunciábamos más arriba.

23- Sandro Botiicelli

Sandro Botticelli (1445- 1510) fue un pintor italiano del renacimiento, un humanista que contó con gran reputación en vida; pero que luego, tras su muerte, cayó en cierto declive. Uno de sus rasgos más peculiares de su obra es cierta gracia lineal, evidente en muchas. Algunas de sus obras son las Pruebas de Moises, El nacimiento de Venus y la Columna de apeles, lo cual prueba, como todo gran exponente del renacimiento, que los tópicos religiosos- cristianos y los mitológicos- paganos podían sucederse en este artista.

24-  Jackson Pollock 

Jackson Pollock (1912- 1956) fue una influyente figura del expresionismo abstracto, nacido en Estados Unidos. Posiblemente su técnica más conocida sea el salpicado de pintura, el cual era realizado recostado previamente en el suelo los lienzos. Postes azules y Número 1, son algunas de sus obras más conocidas.

25- Pierre- Auguste Renoir

Pierre -Auguste Renoir ( 1841-1919) se lo comprende como un gran pintor francés impresionista que, sin embargo, luego siguió un camino más personal. Ese estilo más personal, en él, resultó de un academicismo con raigambre renacentista y barroca. Muy normal en él son los cuerpos femeninos desnudos, en paisajes, basados en un estilo clásico.Sus paleta fue colorida, vibrante, hasta luminosa, lo que daba lugar a excenas muy vivas y alegres.  Las bañistas, Los paraguas, Almuerzo de remeros, entre otras.

 

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.