Partes del Cuerpo Humano

El cuerpo humano es una compleja ingeniería, una estructura física y material articulada en sistemas. Hablamos del conglomerado óseo, circulatorio, digestivo, reproductivo, endocrino, urinario, respiratorio y, naturalmente, el trabajo de las fibras musculares, tejidos, nervios y órganos. A continuación, siguiendo estos lineamientos, te presentamos partes del cuerpo humano: imágenes e información.

 

Ningún ser humano es igual a otro. Lo podemos anunciar desde un aspecto filosófico existencial como irreductible ser; pero también hablar de ese complejo anatómico-fisiológico que da como resultado una voz distinta, diferencias de piel, tamaño e incluso funcionalidades. Sin embargo, todos poseemos un cuerpo semejante ¿Alguien no cuenta con 206 huesos llegado a adulto si se desarrolla normalmente y no sufre algún accidente? O con mayor rigor ¿Algún ser humano puede vivir sin cerebro, corazón? ¿No contamos con dos huesos fémur? Poseemos el mismo sistema y organización.

Cabeza

En la parte anterior de la cabeza se puede hallar el restro. Un total de 14 huesos soldados entre sí lo componen, todos de tal manera unificados que da lugar a las cavidades que alojarán a los órganos de algunos de los sentidos (en rigor de verdad casi todos, a excepción del tacto). Por fuera, lo que denominamos exterior, se encuentran los cabellos, dientes, ojos, nariz, orejas, boca y lengua. El resto del cráneo posee ocho huesos, cuya funcionalidad principal será la de proteger al cerebro, centro indiscutible del sistema nervioso y principio rector de la vida humana.

El cerebro, por su importancia, merece un párrafo aparte. Éste último es la sede de los actos concientes e inconscientes, permite los movimientos voluntarios de los músculos mediante sus órdenes eléctricas, los procesos de aprendizaje, la memoria o almacenamiento de información, emociones, razonamientos; pero también actividades más elementales como el sueño, la sed y el hambre. No podemos vivir, por ende, sin un cerebro. Por otra parte, el cerebelo no solo cuenta como productor u agente esencial de actividades motoras, sino también participa en procesos de naturaleza cognitiva y emocional.

Tronco

El tronco está conformado por el cuello, la nuca, el tórax, el dorso, la región glútea, el abdomen y la cadera. La mayoría de los órganos del cuerpo son parte de esta región denominada tronco (también los sistemas, aunque los mismos pueden tener un desarrollo más integral, como por ejemplo el circulatorio). Y aquí podemos hallar al propio corazón, centro del sistema circulatorio anteriormente nombrado, un músculo con una compleja anatomía de vasos saliendo y entrando; o los pulmones, esas formas esponjosas y piramidales encargadas de la combinatoria e intercambios de gases. Ambos órganos medulares están protegidos por la caja torácica. Y a lo anterior le podemos añadir la glándula tiroidea, el estómago vital en el sistema digestivo, el hígado, riñones, páncreas, los intestinos, una ramificación abstrusa de vasos sanguíneos de diversas dimensiones, el sistema reproductor con sus elementos y mucho más, ya que todo lo que anunciamos es aproximativo.

Asimismo, si el cuerpo humano de un adulto con un desarrollo normal cuenta con 206 huesos, muchos de ellos se hallan aquí: la columna vertebral nos aporta 26 huesos y a los mismos se añaden las costillas y las regiones pélvicas.

Extremidades inferiores y superiores

Los miembros inferiores están conformados por los músculos, las rodillas, piernas, tobillos y pies (puede añadirse la región pélvica si la extirpamos de la zona troncal en la división del cuerpo humano). Contando la región pélvica tenemos un total de 62 huesos; anulándola poseemos solo 60 huesos. La función de los miembros inferiores es motora, ayudando en el equilibrio y traslado del animal bípedo que es el hombre. Naturalmente, las extremidades infeiores están atravesadas de diferente clase de vasos sanguineos y se permite el movimiento a partir de las contracciones musculares. La finalización de esta extremidad la da el pie, lugar de locomoción y sitio exacto que soporta el peso del cuerpo. Al pie, propiamente dicho, se lo puede dividir en tres regiones: retropié, parte media y antepié.

Por su parte, las extremidades superiores están conformadas por los hombros, brazos, antebrazos antecedidos por los codos, muñeca y manos. Aquí también tenemos una gran cantidad de huesos (más allá que desdeñemos por la división escápulas y clavículas), ya que se presentan los cubitos, radios, húmeros y manos, que por sí solas, ambas, contienen un número de 54 huesos. Y si bien se puede vivir sin las extremidades superiores,  las mismas tienen la presencia de un complejo muscular y esquelético que colabora en funciones motoras, además de ser parte de las ramirifaciones del sistema circulatorio y el nervioso, éste con sus neuronas comunicando electricidad a lo largo del cuerpo al igual, claro está, que las extremidades inferiores.

Curiosidades del cuerpo humano

  • La única parte del cuerpo que no posee irrigación sanguínea es la cornea, que recibe directamente oxígeno del aire.
  • El cerebro no siente dolor por más que impulsos dolorosos sean transmitidos hacia éste.
  • Un niño al nacer tiene aproximadamente 300 huesos; un adulto 206 en total.
  • Al estornudar algunas funciones del cuerpo se detienen.
  • Se dice que el cerebro humano tiene más impulsos eléctricos en un día que todos los teléfonos juntos.
  • Una persona sin darse cuenta deja por lo menos salir de su cuerpo 14 flatulencias por día.
  • Un impulso nervioso viaja a 274 km por hora desde el cerebro.
  • 182 millones de litros de sangre: eso es lo que bombea el corazón en toda su vida.
  • Los ácidos estomacales pueden llegar a desintegrar una cuchilla de metal.
  • Un feto tiene huellas digitales luego de tres meses de gestación.
  • El largo total de todos los vasos sanguíneos humanos es de 100.000 km.
  • Se estima que hay entre 10.000 y 50.000 millones de células en nuestro cuerpo.
  • Una cabeza humana se mantiene consciente entre 15 y 20 segundos luego de ser arracada del cuerpo.
  • El 80 por ciento del calor del cuerpo sale de la cabeza.
  • Si te sonrojas, también lo hace tu estómago.
  • El ser humano es de las pocas criaturas que pueden dormir sobre sus espaldas.
  • El primavera la frecuencia respiratoria es un tercio más rápida.
  • Si una persona no se cortara el cabello en toda su vida su cabellera mediría más de 700 km.

¿Sin cuál órgano el cuerpo humano puede seguir viviendo?

  • Bazo: Es un órgano ubicado en la cavidad abdominal y tiene una función tan sustantiva como ayudar a luchar contra las infecciones y filtrar la sangre. Sin embargo, puede sobrevivir el hombre sin su presencia, más allá de las precauciones que deba tomar.
  • Apéndice: Algunos dicen que protege bacterias buenas del intestino; otros que no sirve de nada y solo tomamos concienca de este órgano cuando duele y debemos extirparlo. Sea como sea, se puede sobrevivir sin el apéndice.
  • Riñones: Si bien los riñones son vitales para la vida (formación de la orina, por ejemplo), se puede vivir con uno en caso de que falle el otro.
  • Órganos reproductivos: Útero, ovarios, testículos tienen una función diáfana, pero el hombre puede vivir luego de una remoción de los mismos. Suplementos hormonales para reemplazar la producción natural serán uno de las reglas a seguir luego de tal hecho.
  • Estómago e intestinos: Aunque la vida no es nada agradable, se puede vivir con la ausencia total o parcial del estómago, así como carencia parcial de los intestinos. Reducción y cuidados en los alimentos rigurosos, además de absorción de distintos nutrientes en forma de suplementos, son algunos ejemplos de cómo continúa el existir luego de semejante suceso. Ante la remoción del colon la persona deberá usar una bolsa adherisa a su cuerpo para depositar los desechos.

 


Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.