Dioses Hindúes mitología y divinidades hinduistas

El ser humano, a lo largo y ancho de la historia, ha creído en innumerables dioses. Sí, hablamos en plural porque quizás la regla, más que la excepción, han sido personas creyendo en un politeísmo más o menos consciente. Un buen ejemplo de ello es la mitología hindú, con deidades de todo tipo. A continuación, en sintonía, presentamos dioses de la mitología hindú: información e imágenes. 

Dioses mitológicos Hindúes

Cuando pensamos en el politeísmo hay que aclarar que no existe un gran orden o una sistematicidad propia de un monoteísmo (ortodoxias que de todos modos costaron y cuestan). Aquí tenemos una multitud de dioses, representantes o encarnaciones de diversos fenómenos naturales externos y propios del hombre.

Los dioses hindúes son una gran cantidad, teniendo en cuenta que existían también divinidades con un alcance local. Asimismo, como no existió en la India nunca una suerte de Iglesia, han proliferado multitud de creencias, reformadores y variantes. Sin embargo, a continuación solo resaltaremos los más importantes, muchos de los cuales siguen teniendo cultos el día de hoy.

Brahman

La teología y la filosofía en el mundo hindú no son dos cosas distintas y se retroalimentan constantemente. Brahman es una de las deidades más importantes del panteón, pero no se la debe reducir simplemente a una figura todopoderosa. Si bien tenía su culto devocional como Brahma, desde el aspecto filosófico podía ser el principio neutro, supremo y que todo lo rige. 

Por lo tanto, Brahman no solo es una divinidad, sino la causa eficiente, material y final de todo. Es la bendición y la verdad eterna, infinita, asexual, penetrante, que no cambia y sin embargo es el motor de todo cambio. Brahman es un dios, pero también un concepto metafísico.

Y múltiples escuelas ortodoxas de la India le han dado un papel muy importante. Por ejemplo, si seguimos el vedanta advaita (no dualista), Brahman es el principio supremo, la contraparte absoluta de ese pequeño absoluto que cada ser es, el atman. Básicamente es un error fenoménico, el famoso velo de maya, el pensar en la multiplicidad: todo es Brahman.

Visnú

Visnú, junto a Brahma y Shiva, forman la trimurti. Se lo puede entender en un sentido metafísico elevado como un Brahman con cualidades; pero también en un sentido más devocional como una deidad protectora y conservadora. Y hay un dato llamativo: Visnú cuenta con avatares, es decir, encarnaciones humanas que aparecen en momentos del caos y terror del mundo. Krishna es posiblemente el mejor ejemplo de avatar, una palabra en sanscrito que quiere decir «descenso».

Visnú tiene una representación con la piel azul y con cuatro brazos. Sostiene una flor de loto en su mano izquierda inferior, una maza en su mano derecha inferior, una concha en la mano izquierda superior y un disco en la mano derecha superior.

Por supuesto, Visnú ha tenido diferentes papeles de acuerdo a la época histórica. Si tenemos en cuenta los escritos más antiguos de la India puede llegar a ser una deidad secundaria, pero con el tiempo se ha convertido en una de las principales, con un culto muy desarrollado durante siglos. Si en el trimurti (quiere decir tres formas), Brahma es el creador en la modalidad de la pasión, Visnú es el preservador, en la modalidad de la bondad. En otros escritos es directamente el creador del universo, aunque también quien lo mantiene y destruye.

Shiva

Shiva es la otra gran deidad hinduista, que si nos basamos en la trimurti sería la figura que destruye el universo y luego lo renueva. Sin embargo, esto no quita que en los cultos exclusivos se considere la deidad suprema.

Suele ser descrito como un yogui omnisciente que vive una vida ascética en el monte Kailash y también es representado como dueño del hogar, junto a su esposa Parvati. Se lo suele describir en una meditación profunda y también se lo vincula con ciertas artes, como la danza.

Shiva tuvo descendencia divina, sus hijos eran Ganesha y Kartikeia. Asimismo, podía tener avatares en el mundo humano: se dice que tuvo un total de 19 reencarnaciones. Se lo asocia a la destrucción, al tiempo (vinculado con lo primero), a la reproducción y como realidad última (Paramashiva).

Ganesha

Ganesha es uno de los dioses más conocidos y adorados en el panteón de la India. Su forma física es de cuerpo humano y su cabeza es de elefante. Es ampliamente reverenciado como poder para hacer a un lado los obstáculos, patrón de las artes, de las ciencias y es considerado El Señor de la abundancia.

Existe una versión muy interesante del nacimiento de Ganesha. La historia nos recalca que Parvati lo concibió como el guardia de su puerta para evitar que nadie entrara mientras tomaba un baño. Cuando llegó Shiva, Ganesha que no conocía a su padre no lo dejó entrar, por lo que la deidad primera le cortó la cabeza. Ante el dolor de Parvati, Shiva quiso enmendar su error: prometió reemplazar la cabeza del recién nacido por la del primer ser vivo que pasara delante de la puerta. Fue un elefante. 

Durga

Durga es una divinidad del hinduismo, suprema diosa radiante representada con numerosos brazos, portando armas y una flor de loto. Poseía una sonrisa meditabunda y practicaba mudras, que son gestualidades con las manos cargadas de un fuerte simbolismo.

Las ideas y fenómenos asociados a esta divinidad femenina son la protección, la maternidad, la fuerza y las guerras. Es una deidad que vela por el bienestar, pero recurre a la violencia si hace falta. Ella propende a la paz, por eso se la considera muchas veces como defensora de los más vulnerables.

Kali

Kali es una de las diosas principales del hinduismo y la shakti desencadenada por el dios masculino Shiva. Este concepto se puede traducir como energía, una que da lugar al complemento femenino que resulta ser una divinidad.

Ella representa un aspecto airado y destructivo de la divinidad, aunque también para ciertas creencias tántricas puede ser la realidad última y la fuente del ser. Su nombre deriva de la palabra kala, que en sánscrito quiere decir oscuridad.

La complejidad de este personaje, adorado en Calcuta, debe ser aclarada: puede ser una contraparte femenina de Shiva, también su esposa, puede estar asociada a una multitud de otras diosas (Parvati, por ejemplo) y para ciertas corrientes un principio ontológico fundamental.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.