Los Niños Heroes (Nombres, Biografia, Historia) Resumen

La historia o por lo menos sus múltiples interpretaciones siempre nos dejan fascinantes cuentos, fragmentos de realidad que nos apasionan por lo sucedido, por lo hecho a cabo por personas como nosotros y, sin embargo, tan diferentes. A continuación presentamos nombres, historia y biografía de los niños héroes.

Quiénes fueron los Niños Héroes de Chapultepec

 

Los niños héroes fueron un conjunto de cadetes mexicanos del Colegio Militar que murieron de manera heroica en el castillo de Chapultepec, en medio de la invasión estadounidense, para ser precisos en 1847. Se los menciona como niños porque contaban con una edad que oscilaba entre los 14 y 19 años (incluso uno tenía 12 años). Sus nombres eran: Juan de la Barrera, originario de la Ciudad de México, nacido en 1828; Juan Escutia, nacido en Tepic, Nayarit, alrededor de 1830; Francisco Márquez, nacido en Guadalajara, Jalisco, en 1834; Agustín Melgar, oriundo de Chihuaha, nacido entre 1828 y 1832; Fernando Montes de Oca, originario de Azcapotzalco; y Vicente Suárez, quien nació en Puebla en 1833.

¿Pero cuál es la historia en reducido? Se dice que estos seis cadetes con otros miembros (posiblemente unos 40) habían recibido la orden de Nicolás Bravo de abandonar el Castillo de Chapultepec, por entonces sede del Colegio Militar, y sus alrededores. Sin embargo, decidieron quedarse a cuidar la plaza, a pesar de sus vidas, para impedir a toda costa el avance del ejército de Estados Unidos. Eso fue denominada una heroica resistencia, durante lo que se supone que fueron dos días, ya que Chapultepec era el último bastión en la ruta hacia la Ciudad de México. Derrotada esa plaza, se abrió el acceso hacia la capital de México.

Naturalmente, en esta historia hay un sinfín de críticas, hermenéuticas e interpretaciones que dan como resultado una anécdota verídica y fascinante; hasta la idea que es un simple mito que han creado o tomado distintas fuerzas políticas con fines nacionalistas. Por ejemplo, se ha llegado a decir que los participantes que se pueden constatar son Melgar, Montes de Oca y Suárez únicamente; que es todo falacia que los cadetes fueron los últimos en caer, que llegaron a matar norteamericanos con la punta de la bayoneta y que uno de ellos, ante la sola idea de que el enemigo se hiciera con la insignia patria, se envolvió con la bandera mexicana y se arrojó, muriendo heroicamente, en las faldas del cerro de Chapultepec (se dijo al final que fue Juan Escutia, pero tan noble acto había sido asociado a Melgar y a Montes de Oca). Por supuesto, aquí no pretendemos echar luz en el asunto, sino presentar las distintas vertientes que pueden surgir ante lo que se supone que fue solo un hecho histórico.

Por otro lado, hay que afirmar que el acontecimiento de los niños Héroes se dio en un contexto de la guerra mexicano-estadounidense. El expansionismo del país del norte era un objetivo claro, a pesar de que ellos mismos recalcaran que lo hacían con los fines de proteger las fronteras. Si bien los sitios anexionados fueron la actual Texas, Nuevo México y California, fue el primer estado mencionado el que propició la ruptura diplomática entre México y Estados Unidos. Es que Texas con el pretexto de separarse de Coahuila y declararse como la República de Texas, terminó cortando relaciones a partir de la población anglosajona con la República Centralista de México ya en 1837, lo que sirvió como un excelente preludio de lo que vendría algunos años después (luego le siguieron envíos de armadas en la zona del río Bravo y no más al norte como pretendía México, la creación de fortificaciones, peticiones renovadas de ventas de territorios por parte de Estados Unidos, tomas como la de San Francisco en tanto iniciativa privada y hasta la inmigración ilegal de miembros de la Iglesia Mormona a Nuevo México, lo que sería después Utah y un sinfín de otras acciones). Entre mayo y julio de 1846 ambos países se declararon la guerra.

Hubo levantamientos en distintos poblados por parte de los anglosajones, lo cual dio como resultado en muchos casos declaraciones de repúblicas independientes que luego se federaban a Estados Unidos (así fue Texas, California y Nuevo México). En verdad, las tropas mexicanas en los territorios finalmente extirpados estaban poco preparadas y Estados Unidos venció en casi todas las batallas. Sin embargo, no quedó solo en eso: ante la necesidad de garantizar la conquistas las tropas regulares norteamericanas surcaron profundamente el actual territorio de México hasta la denominada ruta de Cortés. El 29 de marzo de 1847 fue bombardeado por la marina de Estados Unidos, liderada por Winfield Scott, el puerto de Veracruz; el general Zachary Taylor penetró por el norte; y el coronel Stephen Kearny tomó Nuevo México y California. Finalmente, Scott, al frente de un ejército de 13.000 personas avanzó hacia la capital, batiendo en distintos pasos al ejército mexicano: Cerro Gordo, Contreras y Churubusco, son buenos ejemplos. Fue la columna del mayor Gideon Johnson Pillow el 12 de septiembre de 1847 la que se presentó al castillo de Chapultepec, último obstáculo hacia la capital y sitio donde ocurrió el suceso de los Niños Héroes.

 

Biografía corta de Los Niños Heroes

Juan de la Barrera

Nació el 26 de junio de 1828, en la que ahora conocemos como la actual Ciudad de México. Su padre fue Faustino de la Barrera, un general de división y su madre Dolores Valenzuela. En una edad muy temprana, algo de no extrañar en aquella época inestable y convulsionada de México, Juan ingresó al Colegio Militar y obtuvo al poco tiempo el grado de subteniente de artillería. Finalmente ingresó al batallón de zapadores (eran quienes abrían trincheras y caminos en marchas); pero todo se vio truncado por los acontecimiento de Chapultepec. Regresó al Colegio Militar y ayudó en la construcción de fortificaciones. Juan de la Barrera defendió semejante bastión hasta que las balas de su cuerpo no se lo permitieron más. Murió el 13 de septiembre de 1847.

Juan Escutia

Vio luz el 25 de febrero de 1827 en Tepic. No se conoce mucho de este joven, aunque casi es un hecho que fue parte del batallón de San Blas. Éste estaba conformado por 400 soldados, comandado por el coronel Felipe Santiago Xicoténcatl, y llegó a la Ciudad de México en junio de 1847. Al defender el Castillo de Chapultepec se topó de frente con el ejército norteamericano, lo cual dio como resultado una masacre. Se dice que esa balacera no mató a Escutia, pero que ante las enormes diferencias entre los ejércitos percibida, el muchacho tomó la bandera de México y se arrojó entre las rocas para que la misma no fuera mancillada.

Agustín Melgar

Nació el 28 de agosto de 1829 en Chihuahua. Se dice que a una edad muy temprana perdió a su padre y que justamente en honor a él comenzó su carrera militar. Si bien un 7 de noviembre de 1846 fue aceptado su ingreso en el colegio militar, el joven terminó desertando, siendo imposibles aún hoy la explicación de las razones de semejante avatar existencial. Lo concreto es que Agustín Melgar volvió unos días después y al escaso tiempo fue enviado a defender el castillo de Chapultepec. Presentado por la historia como un militar feroz y formidable a pesar de su juventud, terminó muriendo el 13 de septiembre de 1847. Se cuenta que un mayor, de apellido Elliot, encontró el cuerpo exánime y lo envío al hospital.

Vicente Suárez

Nació el 13 de abril de 1833 en Puebla. Con tan solo 12 años ingresó al Colegio Militar y fue incluido en la segunda campaña de Cadetes. No solo Suárez descollo por ser el más joven, sino porque lastimosamente fue el primero de morir de los Niños Héroes: ocurrió el 13 de septiembre  de 1847. Fue consignado como una persona nerviosa, pero de ánimo resuelto y hasta llegó hasta nosotros la anécdota que atravesó con su fusil a un enemigo.

Fernando Montes de Oca

Su fecha de nacimiento se remonta al 29 de mayo de 1829 en la Ciudad de México. No se conoce mucho de este personaje histórico, pero se pudo constatar que sus padres fueron José María Montes de Oca y la señora Josefa Rodríguez. Se dice que Fernando tenía conciencia del peligro que significaba la invasión norteamericana en su país, de ahí que resolviera ingresar al Colegio Militar. Su carrera fue en exceso breve: aceptado en enero de 1847, unos días después comenzó con el entrenamiento y y el 17 de septiembre, ante el avanece enemigo, defendió con hidalguía el castillo de Chapultepec. En esa misma jornada murió y su cadáver fue encontrado tres días después.

Francisco Márquez

Nació el 8 de octubre de 1834 en Guadalajara. Su padre era capitán de caballería, así que sus venas sabían lo que era el mundo castrense. Su carreta también fue más que breve: ingresó el 14 de enero de 1847 al Colegio Militar y fue miembro de la primera compañía de cadetes. Fue el más joven de todos los Niños Héroes como lo deja entrever su fecha de nacimiento y murió en batalla el  13 de septiembre de 1847, cuando los norteamericanos lograron tomar el castillo de Chapultepec.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.