Fechas y Personajes fundamentales en la Revolución Mexicana

La Revolución Mexicana es uno de los sucesos más variopintos y complicados de la historia mundial, con contradicciones y agentes intervinientes de todo tipo. A continuación, en sintonía, presentamos fechas y personajes principales de la Revolución Mexicana para compartir.

Los más importantes personajes de la Revolución Mexicana

Porfirio Díaz

No se podría decir que es desacertado hablar de esta figura histórica mexicana como la principal del período, si tenemos en cuenta que no solo signó una gran etapa política de México, sino que sus gobiernos fueron los que crearon las bases económicas, sociales, culturales e ideológicas para lo que fue la Revolución Mexicana. Don Porfirio Díaz nació en 1830 en la ciudad de Oaxaca. Durante la juventud, este hombre algo rústico, decidió apostar por el mundo de las armas, distinguiéndose como militar en la lucha contra la intervención francesa. Fue presidente en 1876 y de 1877 a 1911 (más allá del gobierno acólito de Manuel González Flores). De algún modo sus gobiernos estuvieron marcados por el dinamismo económico, facilitado por el ingreso del capital extranjero, el desarrollo de cierta industria y la extensión del ferrocarril; aunque eso también fomentó y exacerbó las terribles contradicciones del país.

Su prolongada estadía en el poder tenía como fundamento (uno de tantos) la incapacidad del pueblo para gobernarse adecuadamente. Es que su magistratura era de los científicos y pese a que en sus últimos años políticos se había abierto la posibilidad de abrir el juego electoral, lo cierto es que la negativa final fue la cereza en el postre para el inicio de la revolución. Porfirio Díaz y Ramón Corral no se mantuvieron con el poder político gracias a la figura de Madero y todos los sectores alrededor de él, sobremanera variados, que gritaron al unísono “no a la reelección”. Murió Porfirio Díaz en 1915 en París, exiliado como tantas otras figuras de México y otras naciones.

Francisco Ignacio Madero

Francisco Ignacio Madero no solo fue una de las figuras principales de los albores de la revolución, sino que posee el rasgo curioso de ser de los pocos no militares. Este nacido en la ciudad de Parras, Coahuila, en 1873, fue desde joven una persona de mundo, teniendo en cuenta que primero estudió agricultura en Estados Unidos y luego administración en Francia. Con ese bagaje, imbuido de ideas liberales, regresó a su país natal, ya oponiéndose en sus tierras en 1903 a la reelección del gobernador de Coahuila ¿Una señal del destino? Lo cierto es que escasos años después fundó el Partido Antireeleccionista, además de efectuar publicaciones claramente incendiarias para el Porfiriato, con una popularidad que le valió el encarcelamiento. Desde la prisión, Madero suscribió el Plan de San Luis cuya máxima era oponerse a toda costa a cualquier nuevo gobierno de Díaz. Su movimiento, excesivamente diverso, terminó derrocando al eterno jefe de México y lo obligó a exiliarse. Finalmente, Madero fue presidente de México entre 1911 y 1913, años muy convulsos. Su gobierno intentó depurar la república, las instituciones y hasta tener en cuenta al pueblo llano, sin embargo era imposible dar cuenta de peticiones como las de Emiliano Zapata, por ejemplo. Finalmente un golpe militar, liderado por el sibilino Victoriano Huerta, terminó con su vida y la de su vicepresidente Pino Suárez, un 19 de febrero de 1913. Fueron torturados y fusilados ambos políticos.

Emiliano Zapata

Nació en Anenecuilco, Morelos, en 1883. Para muchos Emiliano Zapata es el símbolo del bajo pueblo, los campesinos pobres y originarios,  de las razones profundas en favor de una revolución y también del acuerdo imposible con otros sectores ¿Pensaban el mismo país él y Madero, Carranza, Huerta u Obregón? La respuesta es un rotundo no. De extracción humilde, perdió a sus padres de joven y desde pequeño vislumbró las terribles consecuencias del latifundismo porfirista. “¿No se puede? Pues cuando yo sea grande, haré que las devuelvan”, esas fueron las palabras de Zapata ante la escena asidua de personas despojadas de sus tierras y empobrecidas. Y ese labriego y arriero devino en algún punto de su vida un líder revolucionario. Sus ideales de “Tierra y Libertad” lo llevaron a proclamar, en 1911, el famoso Plan de Ayala, un documento que, entre tantas otras cosas, exigía a los dueños de las haciendas la devolución de las tierras a las clases trabajadoras campesinas. Involucrado en la lógica siniestra de la Revolución Mexicana, sufrió una consecuencia similar a otras figuras: los acuerdos de hoy, pueden ser las traiciones de mañana. Es que Emiliano Zapata era un elemento demasiado disruptor, imposible de digerir, por lo que fue asesinado en la entrada de la Hacienda de Chinameca, luego de la traición del coronel Jesús Guajardo, en 1919. Aunque fue excluido junto a Villa del Congreso Constituyente de 1917, para muchos en buena medida el constitucionalismo social de la carta magna se debe a esta figura.

Francisco Villa

Doroteo Arango nació en la población de San Juan del Río, Durango, en 1878. Fue una de las figuras principales de la revolución, aunque siempre mantenida por fuera del sistema salvo excepciones, como por ejemplo, vencer al golpista Victoriano Huerta. Comandante de la División del Norte, caudillo del estado norteño de Chihuahua, dado el tamaño de sus extensiones, sus riquezas y cercanías con Estados Unidos, Villa siempre tuvo abundantes recursos. Pero al igual que Zapata, representaba anhelos y sectores incompatibles con los pensamientos de otras figuras, en este caso, Carranza y Obregón. Villa se apoderó de trenes, tomó tierras y hasta creó su propio dinero. Y con la caída de ese enemigo común que fue en cierto momento Huerta, también pasó a ser un elemento peligroso. Sus derrotas ante Elías Calles y Obregón , sus incursiones hacia Estados Unidos, su final de guerrilla; todo, en definitiva, culminó con su asesinato en Chihuahua, en 1923. Obregón era el presidente de México y es evidente para la historiografía que toleró o hasta promovió planes de asesinato del líder norteño.

Venustiano Carranza

Este político, empresario y militar fue una figura de gran importancia en la segunda etapa de la revolución. Nació en Cuatro Ciénagas, Coahuila, en 1859. Tras el asesinato de Madero fue el primer jefe del Ejército Constitucionalista, una figura que en un principio no comulgó con el maderismo, ya que sus aspiraciones se centraban en Bernardo Reyes. Carranza en esos años tal vez estaba más preocupado en generar un nombre destinado a la máxima magistratura mexicana que obsesivo por el saneamiento del país. De todos modos, después del derrocamiento de Huerta, fue presidente de México entre 1917 y 1920. Desde hace tiempo había visto la necesidad de modificar la constitución, una suerte también de definición del país luego de eludir elementos villistas y zapatistas,  por lo que justamente a esta político se le debe la convocatoria al Congreso que el 5 de febrero de 1917 promulgó la carta magna que actualmente rige en el país. Carranza también fue asesinado como otras figuras de la revolución, un 21 de mayo de 1920 en Tlaxcalatongo, Puebla. Los últimos tiempos el Plan de Agua Prieta, su intento de imponer un sucesor a su mandato  y sus desavenencias con otrora compañeros como Álvaro Obregón le costó caro.

Álvaro Obregón

Nacido en Sonora en 1880, fue un político y militar mexicano, además de tomar las vestiduras presidenciales en el período que va de 1920 a 1924. Obregón no solo tuvo un papel vital para luchar contra las huestes de Huerta (desde sus inicios abrazó al maderismo), una suerte de enemigo común en cierto período de la historia de México; sino también fue un agente que erradicó los elementos más extremos del oscilante movimiento revolucionario, sobre todo en el caso de Villa (era considerado el general invencible). Todo lo último ante los desacuerdos que se produjeron a partir de la convención de Aguascalientes. Obregón, asimismo, fue vital para que Carranza y su constitucionalismo llegara al poder. Muchos años después, en lo que ya no se considera la Revolución Mexicana, fue asesinado por José de León Toral un 17 de julio de 1928. El motivo fue la Guerra Cristera, enfrentamiento entre religiosos y laicos ante un poder político que quería controlar el culto católico (y de algún modo, disminuir su incidencia social). En el juego de las sempiternas traiciones, para muchos Plutarco Elías Calles no vio con malos ojos su muerte, ya que se oponía a su reelección no consecutiva.

Cronología de la Revolución Mexicana

A continuación, sin ser exhaustiva, se presenta una cronología de lo más destacado de la Revolución Mexicana.

1910

  • Inicio de la Revolución Mexicana, con la figura principal de Francisco I. Madero, líder de un gran y diverso movimiento, para poner fin a la dictadura de Porfirio Díaz.

1911

  • Díaz huye exiliado con su vicepresidente y asume la presidencia constitucional Madero.

1913

  • Victoriano Huerta traiciona a Madero y realiza un golpe de estado contra su gobierno. Ese proceso que conoce como Decena Trágica, una lid que duró 10 días en la que el presidente y su vicepresidente terminaron siendo torturados y ejecutados.

1914

  • Victoriano Huerta, para muchos el general usurpador, no perdura mucho en la presidencia, ya que fue derrotado por el Ejército Constitucionalista de Venustiano Carranza.

1917

  • Se crea una nueva Constitución promovida por los sectores carrancistas, quien se convirtió en presidente de México. Por aquellos entonces, sectores considerados extremos por sus aspiraciones, como villistas y zapatistas, empiezan a ser fuertemente excluidos.

1919

  • Emiliano Zapata, el famoso caudillo del sur que luchó por los sectores más desfavorecidos, es asesinado por las tropas de Carranza.

1920

  • Al inicio del año es asesinado Venustiano Carranza; a finales asume la presidencia de México Álvaro obregón.

1923

  • Francisco Villa, comandante de la división del norte, es asesinado por las órdenes (o por lo menos el visto bueno) de Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles.
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.