Terrario: Qué es, como hacerlo, imágenes y diseños increibles

Quizás al decirte terrario no llegas a comprender de qué es lo que estamos hablando. Sin embargo tan pronto te acordarás de ellos cuando pienses en aquellas plantas pequeñas que has visto alguna vez dentro de un frasco pequeño, que suele verse delicada, que las más de las veces se usa para la decoración, al mismo tiempo que estamos debemos recordar su unión con la naturaleza, porque no deja de ser una planta. Pero no llega hasta aquí la definición de terrario, hay mucho más por conocer sobre ellos, qué son en verdad, cómo se hacen, ejemplos e ideas para hacerlos, etc. Por eso te invitamos a que recorras este post junto a nosotros, donde vamos a mostrarte imágenes de terarrios junto a información sobre qué son y cómo se hacen. 

Que es un terrario

No debemos confundir a un terrario con una maceta, por el simple hecho que ambos albergan plantas, sobre todo porque la función del primero va mucho más allá que el simple hecho de contener una planta.

Concretamente un terrario se trata de un espacio cerrado y sumamente controlado, en el cual se buscan cumplir con todas las condiciones del medio ambiente, que hace posible la vida de seres vivos. En este sentido, en estos espacios se generan condiciones que propician que se desarrolle vida animal y vegetal.

En esta oportunidad vamos a ocuparnos de los terrarios de plantas, que suelen ser la mejor opción para todos aquellos que no cuentan con un espacio de jardín pero que desean tener y cuidar plantas. Son la alternativa justa para dejar entrar la naturaleza a cualquier ambiente del hogar, sin importar del tamaño de éste. A su vez le aportará frescura al espacio, sin dejar de mencionar que se trata de un elemento de decoración vivo, que no requiere de mucho mantenimiento y que todos aquellos que deseen tenerlo, podrán hacerlo, incluso diseñando un terrario personalizado.

Es muy amplia la variedad de plantas que se pueden incluir en un terrario, quedando por fuera algunas pocas. Se pueden hacer terrarios de una única especie de planta o bien combinar varias de estas, y en estos casos hay que prestar atención para elegir variedades que compartan características para que puedan crecer en armonía todas juntas. Lo más común es que se elijan plantas como los musgos, cactus, suculentas, helechos y plantas crasas para hacer los terrarios. Es importante destacar que siempre es conveniente que las plantas se mantengan pequeñas y que con su crecimiento no sobrepasen el terrario.

Brevemente vamos a contarte algunas condiciones básicas para hacer un terrario. Lo primero que vamos a necesitar es conseguir uno o más recipientes de vidrios, que tengan una buena profundidad para que las raíces de las plantas cuando crezcan puedan expandirse. Si bien podes aprovechar frascos que tengas en casa, por lo general en los viveros encontrarás recipientes específicos para estos. Es fundamental que estén muy bien lavados y que no haya presencia de bacterias cuando se comience el trabajo con ellos, para asegurarse de esto podemos lavarlos con jabón antibacterial. Además vamos a necesitar tierra liviana y es muy importante que haya mucho drenaje. Para lograrlo podemos mezclar la tierra con un poco de vermiculita. También debemos mencionar las piedras o gravilla, que son elementos esenciales para un buen drenaje y para esto es necesario que sean chicas. Otro elemento es el carbón activado, que es el que va a encargarse de que la tierra mantenga su frescura, especialmente en aquellos recipientes en los que no haya un agujero que permita el drenaje de agua. El musgo es otro elemento que debemos incluir porque cumple la función de absorber el exceso de agua y por último, se pueden agregar elementos con fines decorativos, tales como caracoles, piedras pequeñas de colores, entre otros.

Tipos de terrario

Los terrarios, tal como lo veníamos diciendo, son elementos decorativos que se pueden usar en interiores como exteriores, ya sea para derecorar rincones, usarlos como centros de mesa o incluso para la ambientación de balcones o terrazas.

Se habla de dos tipos de terrarios generalmente, los abiertos y los cerrados. En ambos casos, no implican muchos cuidados, por lo que se convierten en la mejor opción para todos aquellos que no tienen mucho tiempo para dedicarle a las plantas. En estos dos tipos, además de ser diferente la estética del terrario, las diferencias tienen que ver además con las plantas que pueden incluirse en uno y en otro y en los cuidados que éstas requieren.

Terrario abierto

Se habla de terrario abierto, por el hecho de que no está cerrado, por lo que se encuentra en contacto directo con el medio ambiente. Esto es, se trata de un recipiente que no tiene tapa ni debe ser recubierto, y esto en lo que se basa para distinguirlos de los cerrados.

Este es el tipo de terrario que sí cabría asociarlo con el cuidado de las plantas en las macetas, aunque existe una diferencia fundamental con estas y tiene que ver en cuento al riego, ya que como no tienen los terrarios agujeros para el drenaje, el riego debe ser mucho más bajo.

En los terrarios abiertos las plantas que podemos incluir van desde los cactus, hasta las suculentes y otras plantas que pueden tener flores. Y es en función de los tipos de plantas que elijamos los cuidados que demandará el terrario, ya que si hemos elegido para este especies de suculentas o cactus, debemos regarlas muy poco y prestar mucha atención de que estén en un lugar donde la luz del sol pueda llegarle de manera directa.

Terrario cerrado

Tal como su nombre lo indica, este tipo de terraros tienen un funcionamente semejante a los invernaderos, pero claro que en este caso cabe hablar de un mini invernadero. Esto se debe a que el recipiente en el que se encontrará el terrario debe tener una tapa que permita que esté totalmente cerrado. Esto se hace para poder mantener la máxima humedad en este pequeño ambiente que se arma dentro del recipiente.

De aquí que sólo se puedan incluir en este tipo de terrarios aquellas especie de plantas que necesiten para su desarrollo y crecimiento un ambiente con altos niveles de humedad, como es el caso de los helechos, ficus, begonias, etc. En este caso es importante que no reciban la luz del sol directa.

75 Imágenes de Terrarios para inspirarse

Los terrarios sin duda alguna son la mejor opción para todas aquellas personas que hoy en día no tienen tiempo para brindar muchos cuidados a sus plantas. Además estos minis jardines pueden ser una excelente opción también para quienes no cuentan con lugares amplios para tener plantas grandes.

A continuación te mostramos una amplia variedad de terrarios, con originales recipientes, con las plantas más variadas y de diferentes tamaños. Elegí el que más te guste y animate a hacerlo en casa, tanto para decorar tu hogar, como para hacer regalos que sorprendan a quienes más queres…

1. Diferentes ideas y recipientes para hacer terrarios 2. Terrarios realizados sobre copas de vidrio 3. Terrarios cerrados realizados sobre botellas de vidrio y tapas de corcho 4. Un terrario abierto 5. Ideas de terrarios abiertos colgantes 6. Terrarios sobre una copa de vino 7. Terrario sobre frascos de vidrio 8. Terrarios hechos sobre focos 9. Casas para decorar terrarios 10. Con forma de gota para colgar, un original terrario 11. Objetos decorativos para poner dentro del terrario 12. Reciclar bombitas de luz para hacer terrarios 13. Un terrario sobre una pecera 14. Originales diseños de recipientes para terrarios 15. Novedosos recipientes para terrarios 16. Clásico terrario sobre una pecera 17. Piedras de colores y caracoles para decorar los terrarios 18. Plantas grandes para terrarios 19 Un mini jardín 20. pequeños terrarios ideales para regalar 21. Originales teteras para usar como base 22. Un original recipiente de madera para hacer terrarios 23. Recipientes de madera para terrarios 24. Muchos terrarios colgados, ideales para decorar espacios 25. Frascos altos de vidrio
26. Una piedra grande con color para decorar 27.Una original versión realizada sobre focos reciclados, decorados con gravas de colores

28. Terrario con variedad de cactus 29. Un terrario grande de madera 30. Terrario circular 31. Terrario sobre esferas 32. Terrario con cactus y suculentas 33. Terrarios en recipiente de vidrio con base de madera 34. Terrario sobre botellas pequeñas de vidrio 35. Una tradicional pecera convertida en terrario 36. Variedades de suculentas 37. Terrario cerrado en recipiente con tapa de vidrio 38. Dos opciones de terrarios abiertos 39. Suculentas para el terrario 40. Copones y jarrones con tapas de vidrio usados como terrarios 41. Suculentas, una clásica opción para hacer los terrarios 42. Terrarios con plantas grandes 43. Terrarios con varias capas de tierra en la base, con gravas y muchas plantas 44. Muchos diseños y variedades de terrarios 45. Terrario sobre botella recostada con tapa de corcho 46. Terrario esférico abierto con soga para colgar 47. Pequeños frascos de vidrio con tapas de colores convertidas en terrarios 48. Recipientes de vidrio con formas geométricos con cactus y suculentas 49. Original terrario con formas geométricas abierto 50. Original recipiente para hacer un terrario con puntas geométricas 51. Recipiente con forma de bombita de luz 52. Dos originales opciones de terrarios, uno abierto colgante y otro cerrado 53. Autos para decorar terrarios 54. De diferentes tamaños y formas, originales terrarios cerrados 55. Con detalles en negro, recipientes originales para terrarios  56. Muchas plantas , diferentes especies y colores 57. Plantas suculentas en un terrario 58. Terrarios para decorar diferentes espacios 59. Diferentes variedades de cactus 60. Con gravas de color blanco para decorar los terrarios 61. Buda para decorar un terrario 62. Pequeños frascos reciclados para realizar terrarios 63. Frascos vintages de vidrio para hacer terrarios 64. Variedades de suculentas para incluir en terrarios abiertos 65 Terrarios combinando suculentas y cactus 66. Dos terrarios sobre peceras de vidrio 67. Original terrario con diferentes variedades de plantas muy originales 68. Plantas más altas y más bajas para terrarios  69. Cafetera utilizada para armar un terrario cerrado 70. Recipientes de cristal con forma de gotas para hacer terrarios 71. Cuatros terrarios bien diferentes, con muchos colores, plantas y recipientes de vidrio originales 72.. Más de los clásicos terrarios realizados sobre peceras 73. Un colectivo pequeño para decorar un terrario

Como hacer un terrario paso a paso

El primer paso para hacer un terrario consiste en limpiar el recipiente de vidrio -para que se pueda ver desde afuera lo que pasa dentro- para lo que podes usar un jabón antibacteriano. Luego hacemos una mezcla con gravilla o piedras, junto a carbón activado, la cual será colocada dentro de la base. Lo que sigue es agregar musgo, formando una capa, porque éste será el encargo de evitar que la tierra se vaya filtrando hacia la gravilla, a la vez que actuará como una especie de esponja que terminará absorbiendo el agua de riego que quede en exceso, para de esta manera evitar que el agua que logró drenar y se acumuló en la grava se contacte con la tierra, lo cual generaría que la planta se pudra.

Lo que sigue luego de haber hecho la capa de musgo es colocar la tierra, que previamente se debe haber mezclado con vermiculita. La capa esta debe ser de entre cinco y siete centímetros, de acuerdo al tamaño de terrario y la especie de plantas que incluyamos, por la longitud que alcancen sus raíces. De manera suave hacemos una leve presión para que no queden espacios de aire y para que la superficie quede nivelada.

Por último, hacemos hoyos donde vamos a colocar las plantas. Antes de ponerlas, vamos a sacudirlas suavemente cuando las saquemos de su contenedor original, para que las raíces queden libres. Tras esto, lo único que resta es incluir los elementos de decoración y hacer un ligero riego.

En cuanto al mantenimiento, todo dependerá del tipo de plantas que incluyamos en ellos. En términos generales, deben encontrarse en lugares donde no haya variaciones de temperaturas, como corrientes fuertes de aire, calores o fríos extremos -también incluidos los del aire acondicionado. Respecto al riego, depende del tipo de planta, pero puede ser una vez por semana o en el caso particular de los cactus, solo una vez al mes.

Antes de finalizar por completo, es muy importante que revisemos el terrario con frecuencia, para chequear que las plantas estén sanas. En caso de que se detecte la presencia de hongos o alguna planta enferma, se sugiere retirarla, como así aquellas partes de éstas que tengan manchas o estén viejas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *