Animales extintos y en peligro de extinción en México

La naturaleza sigue su curso. La vida nace, crece, se desarrolla y muere de esa manera. Y si hay una ruptura en todo ese orden cíclico, sabemos que no es más que ella, esa gran madre, dándose nuevos desarrollos, tomando, poniendo y sacando a su antojo (perdónese el antropomorfismo) ¿Es injusto en tales condiciones que se extinga un animal? No, porque la noción de justicia es plenamente humana y la naturalesa simplemente es. El problema estrica cuando el hombre se intromete y modifica ambientes, caza especies, contamina y cuestiones por el estilo. Ahí podemos hablar de justicia, violencia, ambición, tristezas, entre otros sinsabores. Te presentamos animales extintos y en peligro de extinción en México. Siempre el primer paso para el cambio es la acción es una transfiguración de las ideas.

Carpintero imperial

Lamentablemente en lo que respecta a este animal en muchos sitios se habla en pasado. Es que está catalogado como especie en situación crítica. De pequeños son algo opacos de color, siendo de adultos llamativos con penachos rojos los machos y blancos las hembras. Asimismo, son habitantes de bosques fríos y templados de méxico, utilizando muchas veces los pinos como sitio para nidificar. Se alimenta de larvas de descarabajos y otros insectos. Principalmente se ven amenazados por una modificación de su ambiente (la industria maderera ha hecho lo suyo), añadiendo que se los caza como deporte, amuletos de suerte o porque se piensa que tiene poderes medicinales.

Chachalaca

Es una suerte de pollo mediano, con plumaje, cola larga y carencia de pelo en la cabeza y alrededor de los ojos. Son muy conocidos por el ruido que emiten en época de apareamiento y de anidación. Es una especie en peligro principalmente por la modificación de su hábitat y la caza a la que se lo somete. Tiene preferencia por los matorrales y plantas de bosques tropicales, aunque puede construir su hogar también en las alturas de los árboles. Frutas y ramas son sus alimentos.

Chivizcoyo

Es una especie de codorniz pequeña (el macho no supera los 23 cm), con un color hermoso de plumaje compuesto por diferentes marronez y naranjas. Tiene garras fuertes para sujetarse a las ramas y es sumamente escurridizo ante cualquier cambio de su hábitat. De hecho, no suele llamar la atención a los cazadores, cayendo, como mucho, en las fauces de los perros cazadores. Emiten un silbido hermoso y melodioso. Su situación crítica se debe principalmente a la eliminación de su ambiente, bosques neblinosos y altos.

Codorniz

Las codornces están en peligro en México. Hablamos de aves muy peculiares que no superan los 20 cm y con colores negros, amarronados y motas blancas. Asimismo, tienen la particularidad de no realizar vuelos tan prolongados, buscando tierra firme de manera rápida y cazando en el suelo. Es más: si observan una amenaza prefieren correr rápido antes que volar. Suelen andar gregaramiente por la vida, en bandadas que van de 8 a 20, en su mayoría machos. Por eso último se dice que en la época de reproducción hacen mucho ruido, ya que la mayoría de los machos esperan efusivos la hembra. La modificación de su habitat es lo la coloca en estado crítico, junto a su caza (las perjudica mucho su tendencia a no volar mucho y el sabor apetitoso de su carne).

Cojolite

Es una suerte de pavo pequeño, que no llega a los 3 kilos, con alas y cola larga. Su color es pardo, con zonas amarronadas y blancas motas. Suele considerarse como un animal poco tímido que ha superado diferentes modifaciones de ambientes por la mano del hombre. Sin embargo, se sabe de su peligro de extinción desde 1955, ya que en el territorio de Yucatán se lo vislumbraba poco. Las bandadas en las que vive son de número inciero, así como la proporción de machos y hembras debido a que se diferencian muy poco. Suelen realizar vuelos cortos, yendo de copa en copa. Las caudad de su tesitura precaria se debe a la modificación de su ambientes (bosques principalmente) y la caza indiscriminada.

Colibrí

Un animal francamente maravilloso, que tan solo en el Nuevo Mundo se diversifica en 300 especies. La más grande llega a 21 cm y la pequeña 5 cm. Siempre ha sido motivo de curiosidad su vuelo errático, su gran velocidad (llegan a 114 km por hora) y el aleteo de sus alas tan imperceptible para el ojo humano. La belleza de su pelaje radica en la iridiscencia de los colores. Vive del néctar de las plantas, de ahí que sea visto en bosques, matorrales o cualquier plantación más o menos atractiva. Las causas de su limitación se deben a la caza (se utiliza su pluma como adorno) y la contaminación de su ambiente.

Gallina de monte

Una suerte de pavo pequeño que puede llegar a 65 cm de largo, un ave antigua emparentada con los avestruces. Asimismo, tiene una tendencia muy marcada a no volar mucho si no es necesario, pese a ser sumamente escurridizas. Andan mucho por la espesura, aunque cazan insectos más que nada en los claros. Su hábitat es la selva tropical de tierra firme. La hembra es más grande y es la que lleva adelante los actos en el cortejo; el macho, en cambio, efectúa el nido y cuida a los polluelos. Su coloración es gris castaña, que usa muy bien para camuflarse en ambientes frondosos. La causa de extinción estriba en la caza abusiva.

Garza Rojiza

Es un ave que por su color caneza (en el cuello), marrón y blanco da un aspecto rojizo. Tiene pico y patas largas, las cuales se tornan azuladas en la época de reproducción. Suele ser muy aparatoso a la hora de cazar, con movimientos y contorsiones que lo semejan a un eximio bailarín. Puede incubar hasta 7 huevos, en un proceso de nacimiento que dura 30 días. Habitan principalmente en zonas con agua, es decir, ciénagas, pantanos, cañaverales, sitios costeros y no son de ampliar mucho su radio de existencia. Justamente esos requerimientos particulares las hacen tan proclives al peligro de extinción si se elimina su ambiente. Se alimenta de frutos y peces pequeños.

Grulla cenicienta

Si queremos representar la majestuosidad, seguro nos referiremos a estos animales que son como una especie de garza grande, aunque con la peculiaridad de tener un tono rojo en su frente y la cara desnuda. Su color es gris ceniza. Suelen dar vuelos excesivamente prolongados no solo si nos referimos a distancias, sino a alturas (pilotos han visto grullas a más de 6000 metros de altura). Son precavidas a la hora de bajar, haciendo vuelos circulares y observando cualquier animal que represente una amenaza. A diferencia de las garzas son principalmente vegetarianas, siendo alimento predilecto para ellas el maíz, trigo, arroz, sorgo, tubérculos, etc. Playas, praderas y ciénagas son sus ambientes. La causa de su peligro de extinción radica en la caza y la modificación del hábitat.

Guacamayo

Los guacamayos son aves con grandes y poderosos picos, y una variedad de plumaje que juega con el verde, rojo, amarillo y azul. El guacamayo escarlata llega a medir 95 cm, mientras que el verde 75 cm. Andan en bandadas y suelen dirigirse de su nido a la zona de alimentación, volviendo nuevamente a su hogar en el atardecer. Viven en árboles altos, muchas veces en zonas cercanas a arroyos. La caza indiscriminada (atracción por su plumaje) y la modificación de su ambiente son los grandes peligros que se ciernen sobre este animal.

Jabirú

Es el ave voladora más grande de América, una cigueña gigantesca que puede medir 1, 40 de alto y tres de ancho con las alas extendidas. Suelen vivir en lo alto de los árboles, formando sus enormes nichos con tres o cuatro crías normalmente. No emiten ningún sonido y suelen elegir una pareja de por vida. Les atrae cualquier zona que esté cerca de arroyos o ríos, debido a que se alimentan de peces, anfibios y moluscos. Son múltiples las causas que ponen en situación de peligro al Jabirú: el desarrollo de carreretas que rompen los cursos naturales de los ríos, el desarrollo de la industria maderera, los enormes cultivos que transforman ambientes, la caza sea por su carne o por el comercio de crías que se venden por parte de los cazadores.

Kambul

Un ave de tamaño mediano que como dato curioso exhibe un gran dimorfismo sexual. Modificaciones de tamaño, color, copete y protuberancias diferencias al macho de la hembra. Busca alimentos en bandadas y vive en bosques tropicales. Está en riesgo por la modificación de su ambiente y por la caza abusiva.

Loro

Ave que pese a su diversidad, predomina el verde y llega a medir como máximo 23 cm. Suelen vivir en cavidades de árboles, donde incuban alrededor de ocho huevos y el mismo proceso dura entre 17 y 35 días.  Sú hábitat es el bosque de pino, por eso cualquier modificación en esté, además de la caza, los ha puesto en peligro.

Matraca

Es una pequeña ave, cuyo color predominante es el café. Se le dice matraca justamente por el sonido que emite en defensa, tanto el macho como la hembra (su relación dura toda la vida). Sus nidos tienen la particularidad de ser totalmente cerrados, en forma de domo y con una puerta lateral, en los que la incubación de huevos dura de 12 a 15 días. Son una especie endémica de la península de Yucatán, seres totalmente arraigados (su espectro de movimiento es corto) a las dunas costeras. De ahí que su coyuntura peligrosa se deba a la modificación principalmente del ambiente.

Pájaro Toh

Su color verdoso en distitas tonalidades, confundiéndose en sus alas con el azul y su cola en forma de raqueta lo vuelven un ave muy particular. Anidan en hoyos, cavernas y cuevas. Asimismo, utilizan el pico para aferrar a la presa y la suelen aplastar, antes de tragarlas, contra la madera de los arbustos. Su hábitat son las regiones de plantaciones, zonas áridas y bosques. La degradación de su ambiente es lo más nocivo en la actualidad para su existencia.

Pavo de monte

Un pavo hermoso con un color metálico tornasolado en su plumaje, cabeza desnuda azulada con protuberancias naranjas. Se lo considera de gran tamaño, siendo los machos polígamos, graznando y pavoneándose para atraer a muchas hembras. Sus nidos se realizan en el suelo, con cuatro a 17 huevos. Solo efectúan vuelos cortos. Las zonas boscosas son sus predilectas, sean áridas o semi-húmedas. Por último, son particulares de Canadá, Estados Unidos y México; una especie que se ve en apuros por la caza abusiva.

Urraca

Aves pequeñas, que no superan los 34 cm, con la particularidad de formar grandes grupos de casi 50, disminuyendo en épocas de reproducción. Muy difundidas sobre todo en Yucatán, no suelen trasladarse volando más allá de 1 kilómetros. Es importante saber que la máxima causa de su situación precaria se debe a la modificación de su hábitat. Prefieren las zonas de abundante vegetación, semi-húmedas.

Zopilote Rey

Es una ave majestuosa, precisamente proque su figura es la que sorprende. Sin ser de gran tamaño, genera un contraste hermoso su plumaje blanco con el remate negro. Asimismo, en la zona descubierta de plumas tiene desarrolados colores muy llamativos, con protuberancias de similares tonalidades. Son extravagantes a tal punto que siempre se los considera una pieza necesaria en un zoológico. Asimismo, realizan nidos muy precarios porque pasan poco tiempo en ellos y solo ponen un huevo. Vuelan a distintas altitudes y más que aleteos lo que hacen es planear. Históricamente se los ha visto como animales diabólicos, acompañantes de cadáveres postrados en el camino. Su peligro radica en la transfiguración negativa del ambiente.

Sapo mexicano de madriguera

Es un animal relativamente grande, con siete centímetros de ancho, azulado, con pústulas y extremidades recubieras en lo alto por la misma masa muscular que forma esa suerte de figura oval. Pueden resultar sumamente torpes a los ojos ajenos, pero si corren peligro o ven una presa, ya no roza su vientre en el suelo y brincan hasta 15 cm. Se alimentan en la noche de gran variedad de insectos, sobre todo de hormigas y naturalmente tienen predilección por todo ambiente húmedo sea selva o bosque. También se los puede vislumbrar en pantanos, ciénagas y hasta desagues cerca de una carretera. El peligro que corren se debe a la transformación de su hábitat.

Boa

Serpiente de gran tamaño, con manchas transversales típicas y mandíbulas sumamente fuertes. Que sea constrictora no es un rasgo más, ya que las mismas tienen una cola menos larga (solo 15 por ciento del cuerpo), boca más sobresaliente, con una capacidad de llegar a cuatro metros de longitud y con una hileras de escamas profusas. Tiene la particularidad de carecer de colmillos, no atacar al hombre y ayudar mucho en la agricultura al usar de comestible diversos roedores. Habitan tanto en árboles como en pleno terreno. Es versátil en su ambiente ya que sobrevive dede en ambientes humanos hasta zonas de bosques, aunque su preferencia va a ser lo húmedo, costero y si es posible abierto. Lamentablemente esta versatilidad mencionada no quita que esté en peligro en México.

Cocodrilo americano

El cocodrílo americano es la especie de este tipo más grande de todas, llegando el macho a pesar 180 kilos y medir seis metros. Las aberturas de sus oídos se encuentran en ambos lados de la cabeza, su cabeza es ancha, achatada y algo triangular, sus mandíbulas muy poderosas y sus dientes sumamente agudos. Tienen una membrana que sirve como un párpado más y así ver pese a que ésta recubra. Son un tanto reacios al frío por eso no se han extendido más al norte. Su hábitat preferido son los manglares, pantanos, en lo posible siempre aguas dulces aunque también surcan las saladas. Pueden vivir hasta 60 años. Antiguamente la caza indiscriminada por su piel era incontrolable; hoy, en cambio, se encuentran en peligro sobre todo por la pérdida de su ambiente debido al incremento de las poblaciones.

Víbora bejuquilla

Es una víbora llamativamente verde esmeralda arriba, con una zona baja amarillenta. También su lengua es amarilla. Puede llegar a medis hasta tres metros de largo. Viven más que nada en árboles, alimentándose de pájaros y roedores. Su forma de matar es curiosa: engulle a toda velocidad y con vida (dependiendo de la efectividad del veneno) a su presa. Prefiere ambientes húmedos o semi-húmedos en bosques tropicales. La modificación de su ambiente la pone en situación de peligrosidad.

Ballena azul

Un animal francamente enorme, pudiendo medir hasta 30 metros. La superficie de su piel es lisa, pero posee una capa de grasa térmica para proteger al animal de las bajas temperaturas. La aleta horizontal, denominada caudal, es la que le permite nadar. Pese a su tamaño llegan a nadar más de 30 kilómetros y se alimentan de tres toneladas sea de pequeños peces como de crustáceos. Existen distintas subespecies en todo el planeta, pero su peligrosidad tiene casi el mismo motivo: la caza. Es que se utiliza su carne, los huesos, de la grasa se obtiene aceite, etc.

Cangrejo bayoneta

Cangrejo que puede alcanzar los 60 cm y 1,8 kg. Tiene forma de herradura y su cuerpo está separado entre caparazón y adbomen (la cola sale de esta zona del cuerpo). Cinco pares de patas posee y nueve ojos, dos compuestos. Es un animal nocturno y suele enterrarse completo durante el día. Las hembras pueden llegar a poner 50 mil huevos. Naturalmente habita en zonas costeras y está en peligro desde que se lo caza para ser usado de carnada o cebo.

Foca Monje del Caribe

Desgraciadamente estamos hablando de un animal ya extinto. Podía llegar a medir, 2, 40 de longitud y pesar 130 kilos. De cuerpo esbelto y pelaje castaño que se iba aclarando conforme llegaba al vientre. Solían ser muy activos por todo el mar Caribe, alimentándose de crustáceos y peces. Su principal victimario era el tiburón hasta que, naturalmente, llegó el hombre. Si hablamos de causas tenemos que decir que el gran golpe lo dieron las oleadas colonizadoras, utilizando a este animal por su carne, piel y grasa (se llegaban a matar 100 en una noche). Asimismo, los científicos los querían bien muertos y estáticos en sus museos. Le dio la estocada final la industria pesquera.

Manatí de las Indias Occidentales

Son animales sumamente grandes, llegando a medis tres metros y pesando 600 kg. Tiene una gran cabeza sin cuello alguno enganchada a su espalda, plieges en la piel donde se emplazan algas y moluscos, orejas sin pabellón externos, pequeños ojos y huesos robustos y largos. Su color es grisáceo, sin miembros posteriores y una cola plana. Estamos hablando de los únicos mamíferos marinos que son herbívoros. Consumen plantas y pastos flotantes o sumergidos. Comúnmente solitarios o formando pares de hasta 13 personas.  Sus problemas son múltiples: cazados para ser comidos, golpeados por embarcaciones, sufridos por la modificación del hábitat,  como así también se lo sigue vendiendo para otros fines.

Tiburón ballena

Su vientre es de color blanco, aunque hacia los costados y arriba esa tonalidad se vuelve grisácea. Posee una suerte de lunares blancos con patrones tan únicos que sirven para identificarlos.  Su boca es grande, la cabeza ancha, aplanada y los ojos se hallan en ambos laterales.  Si bien es solitario, si las zonas tienen grandes recursos comestibles se verán actuando en forma gregaria. Son peces que se sumergen sumamente en el fondo para nada y cuando se alimentan casi se emplazan horizontalmente sobre la superficie marina. Por último, la argucia humana dirá que justamente su escasa reproductividad y su larga maduración hace difícil el reemplazo del animal; sin embargo, es la caza por su carne, la caída en redes accidentalmente, sus usos medicinales lo que lo convierte en una especie en peligro.

Tiburón Blanco

Es de color negro a gris por arriba y hacia abajo su tonalidad es clara, casi blanca. Este patrón no es azaroso, ya que es un camuflaje perfecto. Si miramos hacia arriba (un potencial atacante) se vislumbra lo blanco casi como el celeste de la superficie; si se observa hacia abajo lo oscuro es casi como el fondo marino. Pueden llegar a medir 7 metros y pesar casi 1200 kg.  Son activos, potentes, tienen una especie de velocidad promedio lenta; aunque eso no oblitera que la aumenten, que hagan modificaciones bruscas de dirección y que incluso salten sobre el agua. La vista es utilizada para cazar a corta distancia; el olfato y el oído a larga. La causa de su situación de peligrosidad son diversas: caza pesquera, caza deportiva, caer en redes accidentalmente, utilización de carnes y grasas, además de que poseen un porcentaje de reproducción relativamente lento. Viven en múltiples mares, pero siempre en zonas poco profundas, donde la luz y el alimento son profusos.

Tiburón martillo gigante

Su rasgo más curioso es la forma T de su cabeza, con orificios nasales y ojos bien distantes unos de otros. Algunos especialistas anuncian que la evolución le permitió a este animal, con su cabeza, mejorar su caza porque llega a ver hasta cerca de su espalda; otros solo mencionan que mejora en su flotabilidad. Llegan a pesar menos de 500 kilos y como máximo seis metros. Es solitario, de ahí que no haya una abundancia ni siquiera en las zonas habituales de su existir. Obviamente se circunscribe a los mares tropicales, aunque también se los vislumbra en sitios más fríos como Chile y Canadá. No son asiduos a las profundidades. Se utiliza su piel y aceite. Lamentablemente es sumamente deseado por sus aletas, siendo víctima de la pesca y viéndose todo maximizado porque solo se reproduce una vez cada dos años. Asimismo, hay que anunciar que toda clase de tiburón vive estos males: son capturados aproximadamente 100 millones al año, incluso a veces le quitan las aletas y los dejan morir desangrándose en el mar.

Tiburón océanico

Es un tiburón no tan grande, de cuerpo robusto y aplastado, lo cual le puede otorgar una apariencia de jorobado. Pese a que su peligrosidad se deriva de la pesca accidental y no accidental, es cierto que grandes confusiones envuelven a este animal de mares tropicales y caribeños. Es que se sabe muy poco de su dinámica, su estructura social, cómo caza, se reproduce y cuestiones por el estilo. Son competitivos y muy oportunistas para su alimentación, comiendo crustáceos, peces, tortugas e incluso aves marinas.

Ajolote

Un animal seguramente legendario o con larga historia en México. El Ajolote es una salamandra que subsiste toda su vida en estado larvario, de ahí que parezcan de pequeño tamaño, como desarrolladas, exhibiendo una especie de color transparente o blanco. De hecho, por su exigua maduración sus pulmones no están completos, siendo poco utilizados de vez en cuando a la hora de salir a la superficie. Su ambiente es húmedo, sobre todo el agua de lagos y ríos. De ahí que los problemas de su conservación tengan que ver con su caza, captura con fines medicinales (antiguamente hasta como mascota) y la transformación del ambiente en el que viven.

Anguila ciega

Esta particular anguila vive en las cavernas de Yucatán, muy adaptada a las profundidades, debido a que se alimenta de los sedimentos de la materia orgánica. Es ciega, lo cual la hace llamativa, aunque suple la no visión con una cabeza sumamente desarrollada en cuanto a lo sensorial. Asimismo, no cuenta con pigmentación. La mayor causa de su coyuntura problemática se debe a la modificación del hábitat en el que vive.

Guayacón

Una especie de pez, principalmente de río, que se ve en problemas por la modificación de su hábitat. El Guayacón, como todo pez pequeño de agua dulce, es vital para eliminar el accionar nocivo de insectos (de los cuales se alimenta) hacia los hombres.  Es claro, aunque a veces puede poseer ciertos sesgos verdoso. La hembra es marcadamente diferente al macho, ya que poseen un viente más abultado (son vivíparos) y es de dimensiones más grandes.

Moly de vela

Una especie de pez con un fuerte dimorfismo sexual, a tal punto que el rasgo que le da el nombre, se debe a eso: su gran aleta dorsal, que simula una vela de embarcación en los machos. Son vivíparos, por ende las crías no nacen de huevecillos, sino vivas desde la hembra. Al igual que el caso del Guacayón, este animal se alimenta de un mosquito que traslada el paludismo, de ahí su excepcional importancia. Su hábitat son manantiales de aguas dulces y también salobres. La degradación de su ambiente lo ha puesto en una situación delicada en México.

Pez ciego

Frente aplanada, sin portación de escamas y con unos abultamientos musculares que se hallan en donde deberían estar los ojos, totalmente innecesarios ya que el ambiente del pez ciego son las profundidades oscuras. Las cuevas y las cavernas son los ambientes predilectos de estos animales que han desarrollado un complejo de terminaciones nerviosas para guiarse sin vislumbrar. La degradación de su hábitat, por no decir la estricta contaminación de aguas subterráneas lo ha puesto en aprietos.

Mono araña

Es relativamente grande, con miembros delgados muy largos, cola prénsil y colores que puedne variar según la subespecie. Sin embargo, es importante decir que cuando son chicos la tonalidad común es la negra. Tienen cuatro dedos en la mano, las hembras poseen un órgano genital voluminoso, mientras que el del hombre se oculta en el pelaje. Su predilección son las frutas, aunque no desestiman hojas, plantas y néctar. Viven tanto en bosques húmedos como secos.  La deforestación le ha quitado grandez zonas para vivir, además de que el ser humano lo utiliza como mascota y considera su carne apetitosa.

Saraguato

Se puede considerar grande y hasta un poco rechoncho, con un pelaje negro, haciéndose amarillento en los costados. No tienen gran actividad social, sus menesteres se reduce a la luz del día, suelen llenarse de aullidos para comunicarse vicisitudes diversas y en muchos casos son rayanos al sedentarismo. Las crias tienen un proceso de gestación de seis meses, a partir de períodos de cópula un tanto aleatorios. Su ambiente son los bosques secos y húmedos. La principal causa de su peligro de extinción es la degradación del hábitat.

Jaguar

Como hay un total de nueve subespecies, a rasgos generales su piel pasa del amarillo pálido incluso a cierta tonalidad rojiza en algunos especímenes. Tiene una gran amplitud su peso: va de los 45 kg a los 130 kg en casos de particulares grandes. Los primeros dos años de su vida las crías suelen permanecer con sus madres. Las causas de su situación endeble hay que hallarlas en la deforestación y transformación del hábitat, además de la persecución como presas a pesar de muchas legislaciones protectoras.

Ocelote

Es el más pequeño de los felinos manchados, simulando una suerte de gran gatito. Su cola no tiene tanto pelaje y es corta. Su peso va de 4 a 15 kg. Por lo general permanecen tranquilos de día en lo alto de un árbol para bajar luego a cazar en la noche (horarios de mayor actividad). Son solitarios, aunque andan en pareja. Su dieta está compuesta de pequeños mamíferos, ranas, crustáceos, aves, etc. Su hábitat es el bosque, sobre todo húmedo y se encuentra en dificultades por la deforestación y la acción humana directa. Quizás lo último merezca unas líneas: el Ocelote tiene la “desdicha” de cazar pollos, puercos o cabirtos de ranchos, lo que lo convierte en la víctima perfecta para las personas.

Puma

Estamos hablando de un gran felino, con una cabeza corta y un cuerpo sumamente desarrollado en cuanto a lo muscular. Su parte dorsal es de color amarillento hasta rojizo y la ventral más cercano al blanco. La cola es larga, usualmente con una terminación en negro. Son silenciosos, carnívoros y se alimentan de variopintos animales: venados, puercoespines, monos, etc. Dan a luz entre 1 a 4 crías por camadas. Su ambiente son los bosques,  húmedos como secos y principalmente se ve en peligro debido a la degradación de su hábitat tanto como a la caza.

Ardilla gris

Con un cuerpo que mide como mucho 65 cm, las ardillas grises se encuentran principalmente en Yucatán. Su cuerpo está envuelto por un pelaje gris, aunque la zona del abdomen varía de tonalidades: va de blanca a rojiza. Principalmente viven en los árboles, donde se alimentan de ramas y frutos; aunque si el alimento es apetecible pueden bajar de aquellos. Su situación de amenaza se debe a la degradación del hábitat, además de que son muy perseguidas por cazadores solo con fines deportivos.

Comadreja

 

Son pequeñas, de cuerpo un tanto alargado y extremidades cortas. Su pelaje es marrón, con la zona del viente más clara. Suelen alimentarse de ratones, aves silvestres y de corral. Tienen entre cuatro a seis crías. Viven en bosques húmedos y su situación peligrosa se debe más que nada a la degradación del ambiente y la caza.

Armadillo

Pequeñas criaturas, del tamaño de un gato pequeño, con una coraza fuerte y flexible que le permite excavar y defenderse de animales menores. El armadillo es un animal sumamente tímido, siempre muy observado cerca de las carreteras. Ciertos requerimientos para construir un ambiente ideal para estos complica su situación (además de la caza y la degradaciones o contaminaciones del hábitat). Por ejemplo, al no poseer piel no pueden estar en sitio muy fríos ni calurosos en exceso, así como es indispensable estar en las cercanías de zonas con agua. Los bosques, secos o húmedos, por lo tanto conforman su lugar.

Coatí

Con trompa móvil y negruzca, una cola larga vertical y distintos grises en su pelaje, estamos hablando de un animal diurno principalmente, que es omnívoro, es decir se alimenta de frutos, lagartijas, serpientes menores, etc. Los machos suelen ser algo solitarios; en tanto hembra y crías permanecen en grupo. La degradación de su hábitat predilecto, los bosques húmedos, es la principal causa de su peligrosa coyuntura existencial.

Hurón de pies negros

Su pelaje es de color gris amarillento, aunque sus patas están ennegrecidas, de ahí su denominación. Son pequeños mamíferos carnívoros que se alimentan de pequeños perros, ratones, pájaros, ardillas y otras criaturas de tamaño exiguo. Pueden llegar a pesar 1 kg y los machos son un 10 por ciento más grandes que las hembras. Son nocturnos y permanecen en sus madrigueras un buen tiempo. Asimismo, el frío suele disminuir su actividad. La modifación de su ambiente, sobre todo en lo atinente al alimento, han hecho que estuvieran al filo de la extinción en la década del 70 del siglo pasado.

Lobo gris mexicano

Es un hermosa especie de lobo, no muy bien estudiada hasta el momento. Su esperanza de vida no sobrepasa los 13 años y viven en pequeñas manadas donde solo una pareja tiene crías ( de cuatro a seis cachorros). Su pelaje, como indica su nombre, es gris. Sus hábitos son nocturnos. Su actualidad es un tanto triste y precaria: se sabe que solo existen 260 especies entre México y Estados Unidos, la mayoría en situación de estricta cautividad. Como siempre el lobo mexicano era riesgo para el ganado los campesinos realmente han disminuido desde tiempos remotos su número.

Lobo rojo

Son más pequeños que los lobos grises, con orejas más finas y extremidades algo delgadas. No poseen un nivel de reproducción muy alto (dos o tres crías) y su esperanza de vida se ve muy reducida cuando viven en estado salvaje en comparación a la cautividad (7 lo primero; 15 lo segundo).  Las causas de su situación precaria son polifacéticas: viven con el estigma de atacar ganado, de verse reducidos a lugares modificados, además de sufrir una fuerte hibridación con el coyote.

Mapache de Cozumel

Se diferencian de los mapaches borearles por su pequeño tamaño (no pesan más de 4 kg), de ahí que se lo denominen también como pigmeos. Si bien algunos dicen que conforman una simple adaptación a una isla, los científicos no dejan de recalcar que realmente son una especie distinta de mapache. Son nocturnos y utilizan muy bien sus zarpas para aferrar cualquier cosa. La principal peligrosidad que viven se debe a la degradación del ambiente, en parte por la naturaleza y en parte por el hombre.

Mapache de las Tres Marías

Pequeños mapaches de color grisáceo, con el clásico antifaz negro y una cola un tanto dorada pese a sus franjas oscuras. Se alimenta de pequeños insectos, huevos de aves, ratones, semilas e incluso reptiles. Miden entre 84 y 90 cm. Su situación peligrosa se debe principalmente a la degradación del ambiente, su escasa distribución, la caza y su utilización como simples mascotas.

Oso hormiguero

Cuerpo alargado, trompa análoga y cola prénsil, esas son sus principales características. Son animales diurnos, más arborícolas que terrestres ( su andar es algo torpe) y muy poco violentos. De hecho, suelen rehuir a cualquier trato. Su ambiente es el bosque húmedo y justamente por la transformación de esto último se ve subyugado a una tesitura precaria.

Oso mexicano

 

Lo de la foto es una simple recreación, porque desgraciadamente este oso desapareció hace un buen tiempo. Su dieta consistía principalmente de plantas, frutas e insectos, aunque no desestimaba los pequeños mamíferos. Pesaba a veces más de 300 kg. La principal causa de su extinción fue la mano humana. Esta subespecie de oso pardo fue acorralado, casado y su ambiente absolutamente degradado desde los primeros procesos de colonización americana hasta la expansión de Estados Unidos.

Pécari

De cabeza grande y un tanto triangular, tamaño mediano y patas delgadas. Son de color gris, tirando a negruzco. Viven en forma gregaria, hasta en grupos de 100 animales y son, muchas veces, sumamente violentos. Este mamífero desgraciadamente está en peligro de extinción debido a la caza indiscriminada. Su ambiente predilecto son los bosques húmedos.

Perrito llanero mexicano

Pequeós, de colores pardos amarillentos o rojizos, que poseen el nombre de perrito por una especie de grito que hacen similar al ladrido del canino. Son sumamente pequeños, llegando a pesar como máximo 1, 5 kg, tienen actividad más que nada diurna y utilizan madrigueras para protegerse y comunicarse, casi como una suerte de túneles. Viven entre 4 a 7 años. Ese pequeño roedor muy atractivo y querido se ve amenazado por el avance en la agricultura y la ganadería; ergo no es tanto la caza sino la degradación de su ambiente lo nocivo y peligroso.

Puerco espín

Mamífero del tamaño de un gato, cola prénsil, patas cortas, ojos pequeños y una gran cantidad de púas naturales en su dorso. Son arborícolas, moviéndose de un árbol a otro, cuando en rigor de verdad son muy torpes en el ámbito terrestre. Asimismo, su actividad es nocturna, saliendo a cazar hojas, frutos, plantas principalmente. De día suelen dormir o descansar en algún hueco de árbol. Las causa de su tesitura peligrosa se debe a la degradación del hábitat y la caza de campesinos, quienes los consideran una amenaza para sus cultivos.

Tapir

Muy conocido por su labio superior alargado, aspecto robusto, pequeñas crines y un pelaje pardo grisáceo. Se alimenta de hojas y raíces. Son solitarios, muy cautelosos, trabajando como mucho en formaciones de parejas. Las causas de su situación riesgosa son principalmente la degradación del hábitat, viéndose obligados a fragmentarse; la caza un tanto perniciosa (no en exceso, de todos modos) ; y, sobre todo, el bajo nivel de reproducción que no ayuda en tales contextos perjudiciales.

Tejón

Pequeños mamíferos que pesan entre 6 a 12 kg, con hábitos carnívoros, siendo sus bocados preferidos los reptiles, huevos, aves, anfibios de escasa talla, etc. Son hábiles, rápidos y sumamente perspicacez cuando hay que huir. En las madrigueras descansan, almacenan alimentos y cuidan a sus crías, sobre todo las hembras, algo más pequeñas de tamaño respecto al macho. Tienen entre una a cinco crías. La construcción de carreteras, el desarrollo de la agricultura, la baja tasa de reproducción y la sencilla y salvaje caza lo colocan en una coyuntura riesgosa.

Venado cola blanca

Con un pelaje rojizo durante el verano y café durante el invierno, hablamos de un venado que debe su nombre a esa cola erectil, pequeña y al color que posee. Comen pastos y ramas de todo tipo, con actividad tanto diurna como nocturna y preferentemente solitarios, aunque también funcionan en pequeños grupos. Como máximo tienen camadas de cuatro crías. Su ambiente predilecto es el bosque seco. Hace no muchas décadas era una especie que se hallaba a lo largo y ancho de México. Lamentablemente en la actualidad su sitio por antonomasia son refugios y reservas. Es decir, hablamos como motivos de su peligrosa situación la degradación de su ambiente y la actividad de los campesinos amenazados por este animal que comía sus cosechas.

Yuc

Pequeño, de cuerpo redondeado, patas delgadas y espalda un tanto encorvada. El Yuc se alimenta de frutos y plantas, siendo muy riguroso en su andar: se mantiene cauto y descansando en los montes y a la tarde comienza su actividad porque siente una mayor libertad. Anda en pareja y sus depredadores son aves carroñeras, perros salvajes y felinos más o menos prominentes. Su peso es variable y puede llegar a 32 kg. Yucatán siempre se ha caracterizado por la abundancia de esta especie, sin embargo, en la actualidad su escasez modificó tal realidad. Asimismo, su carne suave lo hace presa de la caza indiscriminada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *