85 Imágenes y Graffitis con Frases Contra las Drogas

¿Por qué caer en las drogas? ¿Por qué apoyarse en sustancias, sean de la naturaleza que sean, las cuales siempre dan lugar a problemáticas serias para el organismo? La vida necesita de otras cosas, aunque muchas veces los justificativos de la planitud, el vitalismo, el sentirse lleno de verdad estriban en el consumo de aquellas ¿Hablamos de carencias irresolubles? ¿De faltas de amores, deseos, de seres que se mueven con la sola esperanza de no estar en este mundo? ¿Es una especie de escapismo ante una realidad a veces demasiado agobiadora con sus demandas, frustraciones y proyectos siempre perdidos? Posiblemente la explicación la encuentren las personas cada una en su fuero íntimo. A continuación te presentamos 85 imágenes y graffitis con frases contra las drogas.

Imágenes con frases contra las Drogas

Múltiples entradas tienen las drogas. Algunos dicen que se entra a ellas con dolor y se retira uno con idéntico o más profundo dolor ¿Y si la alegría también es un ingreso? ¿La presión social? ¿El deseo de agradar? ¿Por qué siempre debemos buscar la génesis de semejante actitud destructiva en algún pasado pretérito dentro de la psiquis del ser humano afectado? En rigor de verdad, para estas cuetiones no hay reglas demasiado rigurosas, pero si una idea sumamente diáfana, que brilla como denominador común: son nocivas y hay que hacer todo lo posible para dejarlas.

Y no se comprenda la nocividad solo en cuanto al organismo, sea en el sistema inmunitario, en el digestivo, en órganos en específico, en la apariencia de la epidermis o cualquier otra cosa, sino también en los seres humanos que nos rodean, en las posibilidades de desarrollarse plenamente, en poseer un buen empleo y elaborar cualquier proyecto que tenga, meridianamente, cierta constancia en el existir. A continuación te dejamos una buena cantidad de imágenes con frases contra las drogas. Porque las cabezas vacías, los muertos en vida no sirven a nadie, son gritos ahogados que nunca podrán reclamar nada, así que siempre es bienvenida una modificación en la actitud del vicio.

Graffitis contra las Drogas

La moda de los graffitis, por su masividad, tiene algunas décadas en su espalda. Hablamos de una expresión directa, austera o compleja, una rebelión del pueblo que utiliza el espacio público para realizar sus reclamos, demandas, acusaciones o simples gritos de desesperación. La cuetión controversial de las drogas posiblemente tenga mucho de lo último, porque a veces el sujeto protagonista ya no pueden hablar y solo quedan los seres queridos para proferir alguna palabra, para luchar por la vida, ya que en circunstancias extremas es eso lo que se juega. La palabra del graffiti tiene la virtud de ser sumamente expositiva, de estar envuelta en un vocabulario directo que le puede llegar a demasiadas personas, sumamente vislumbrada en cualquier barrio profundo.

Aprovechamos también los graffitis para decirle basta a esta práctica que hace tanto daño al ser humano. Aquí, querido lector, no hallarás un posteo de crítica científica, donde se discierna la diferencia entre el alcohol, el tabaco, la marihuana, la cocaína, la heroína o cualquier otra. No importan las discrepancias, que por supuesto existen, ya que hablamos de vicios, de adicciones que de todos modos contraen desmejoras en el ser humano que podrían evitarse, eludirse si no se consumieran esas sustancias. Ergo, podemos decir que el mensaje que esgrimimos es más bien genérico, rebelde y lucha por un humanismo en donde la persona encuentre la razón de ser en cometidos y objetivos beneficiosos para su vida. Solo eso. Suena a poco, aunque es demasiado.

Imágenes Antidrogas

Muchas veces una imagen puede decir lo que miles de palabras callan, subordinan o, simplemente, no poseen la fuerza de anunciar. Ni hablar si podemos congeniar el poder de ambos modos de expresión, lo cual da un resultado radical e interpelador, ya que lo último es uno de los objetivos de este posteo, para aquellos que sufren este verdadero flagelo o para los familiares o seres queridos que acompañan en lo que a veces se puede convertir en un deambular lóbrego, infausto por la vida. A continuación te proponemos imágenes fuertes, fichas que han sido desarrolladas en diferentes sitios del mundo con el mismo propósito: que el ser humano abandone de una buena vez esas drogas tan nocivas que lo terminan convirtiendo en un muerto viviente, en un ser que apenas tiene deliberación y voluntad.

Argumentos contra las Drogas

Un humanismo al fin y al cabo: En muchos sitios del mundo se ha puesto en debate la legalización de algunas drogas; sin embargo, aquí vamos a ser algo radicales, ya que generalizamos bastante. En ese sentido, las drogas significan la eliminación de la reflexión, da lugar a un ser autómata que no lleva más que una actividad: buscar más de su sustancia que se convierte en el potaje de todos los días. En rigor de verdad, sería necia o estúpida la sociedad que admitiera la destrucción masiva de sus integrantes. No, es indispensable la regulación y el control para proteger a todo aquel que caiga en lo que consideramos una verdadera desgracia.

Regulación como control y no como dejar pasar: Autoridades de máxima capacitación en el tema mencionan sin cesar que una regulación que permita un consumo moderado no es la solución y que el tráfico ilegal, con los consumos incontrolados van a seguir sucediendo. Y esto último es importante, sobre todo si tenemos en cuenta esa franja etaria frágil como son los niños con carencias económicas y afectivas.

Lo natural no quiere decir sano: A veces sentimos que la apología se respalda en la “naturalidad” de la sustancia, ergo, si tal bebida alcohólica tiene ese componente podemos dar rienda suelta. En rigor de verdad no es así y a veces los componentes naturales son igualmente nocivos, sobre todo cuando los consumos no tienen tasa alguna.

La cuestión burocrática: Más allá de haberlo anunciado más arriba, repetimos que la cuestión de las drogas es tema de debate sempiterno ¿Qué es y qué no es una droga? ¿Por qué no vemos con tan malos ojos una borrachera esporádica y sí el consumo de pequeño de otras sustancias? Lo cierto es que sacando a la marihuana, las drogas más complejas tienen un rechazo mundial, lo que para ser cambiado comporta el acuerdo intempestivo y trabajoso de alrededor de 160 países.

El mundo sigue siendo desigual: ¿Es lo mismo, en cuanto consumo, alguien que incorpora este hábito desde una clase alta que otra que lo realiza desde una vulnerable? ¿Quiénes serían las auténticas víctimas de una posible despenalización total? Hay que tener en cuenta el nivel de pobreza e indiferencia social que sufren múltiples seres humanos, sobre todo jóvenes, en diferentes países en el mundo, individuos que no poseen los mismas herramientas de criticidad que otros sectores socio-económicos para decir sí o no a tales tópicos.

Cultivo propio: Suele ser entendida como la mejor solución, sobre todo para el cannabis. Sin embargo, tampoco hay seguridades en ciertos países que ese cultivo propio no supere sus reducidas barreras iniciales y termine siendo un abastecedor más grande, alimentando desgraciadamente el mercado negro.

Problemas de salud y socio-económicos: Terminamos con lo más evidente, posiblemente con el argumento más irrebatible que es el daño que genera cualquier droga. Naturalmente, no todas son lo mismo, pero muchas ocasionan dependencias, ansiedad, ataques de pánico y tienen como consecuencia un aislamiento profundo por destruir familias, carreras laborales y realidades económicas.


Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.