Tatuajes 3D para hombres y mujeres – Ideas y diseños sorprendentes

Mucha gente se introduce desde hace tiempo en el mundo del tatuaje. Considera que es bello convertir en un lienzo la piel, busca la armonía con ciertos rasgos de diseños, plasmar vivencias, frases, simbología evidente o abstrusa, entre otras cuestiones. Miles de motivos pueden existir. Sin embargo, la moda de los tatuajes 3D es más reciente, ya que se lo ha visto de manera masiva más que nada a partir del 2014. Claramente los estilos son llamativos ¿Cómo se genera esa tercera dimensión? ¿Se rompe realmente con las dos dimensiones clásicas? ¿Duele más? ¿Es costoso? Aquí te contamos un poco de todo, además de hablarte de significados y mostrarte un número enorme tanto para mujeres como para hombres ¡No te lo pierdas!

Imágenes de Tatuajes 3D para mujeres

Una moda que no existe desde hace mucho tiempo, pero que cada vez se extiende más. Naturalmente, el tatuaje en 3D tiene la preciosa particularidad de agregar una dimensión más. Por lo general los diseños son chatos, pueden ser anchos o largos, pero no pasa de eso, pueden alcanzar grandes cimas de belleza, aunque claramente les falta algo de vida.

La idea es engañar claramente la visión, darse cuenta que se puede jugar un poco con la distancia entre el sujeto y el objeto ¿Cómo se logra ese efecto tan mágico? Muy simple: el tatuador por lo general añade brillo o sombreados, como todo buen dibujante sabe. Es cuestión de trabajar más esos pequeños recovecos del arquietipo para dar profundidad o relieve. Así podemos vislumbrar una portaligas que realmente sobresale de la piernas, un desgarro que juega con las cicatricez profundas o lo que se te ocurra.

Los tatuadores denominan a la técnica como “resaltados” y es la sencilla capacidad de añadir profundidad o relieve al producto, así parece que está por encima o debajo de la piel; es decir, se añade la tercera dimensión que es la profunidad. Los tatuajes en 3D no tienen luego ningún factor limitante como veras. Pueden ser oscuros o jugar con tonalidades llamativas, pueden apelar a simbolismos clásicos o cuestiones más propias; pueden haber frases, flores, árboles, estrellas, animales, lunas, mapas o lo que consideres pertinente.

Solemos hablar de esencia, que más que nada da cuenta de lo que la persona es. En un mundo lábil, movedizo, de apariencia, lo primero tiene un valor muy importante. Justamente por eso decimos que el nivel de “profundidad” en esta clase de tatuajes no es solo óptico, sino también simbólico. Se puede jugar mucho con lo subyacente, lo que no cambia, lo que permanece porque nos encanta la identidad digamos en algo. Rompemos la carne y vemos un músculo o tendón, una armadura, un animal, ingeniería robótica o todo lo que sobresalga como una flor, una estrella, cadenas, lo que se te ocurra. Incluso esa frase de una canción, un pensador, un familiar o amigo que tanto te gustó y quedó grabada en tu memoria por miles de justificaciones.

Y no solo con el efecto 3D tenemos profundidad, sino diferentes clases de relieves. El relieve da cuenta que algo sobresale, algo posa; pero también esto varía según la calidad del tatuador y los materiales con los que trabaja. Un buen efecto de saliencia no se genera únicamente con el ludismo en brillos y sombras, sino que hay que genera efectos por fuera del mismo objeto madre del tatuaje, digamos. Porque algo es claro: el 3D es realismo y todo objeto tiene su sombra, el sitio que ocupa lo penetra con su mera vivencia. Aquí te presentamos, como buen ejemplo, animales como mariposas preciosas que bordean una espalda o pajarillos con flores.

Imágenes de Tatuajes 3D para hombres

Vamos a trabajar con estereotipos, más allá que sabemos que hace rato, sobre todo en el mundo de los tatuajes, no se puede hablar de diseños genuinamente masculinos o femeninos. En ese sentido los hombres cuando trabajan con el 3D suelen apelar mucho a las cicatrices, al juego de la apertura del cuerpo humano para develar sangre, una esencia animal, músculos, mecanismos robóticos, partes de autos (para los fanáticos de los bólidos) o incluso un tipo de ropa que nos represente demasiado. Sí, la variedad es tan amplia como cualquier clase de tatuaje, solo que le añadimos un efecto de profundidad que los hace maravillosamente realistas.

Lo que sí es una tendencia en esta clase de tatuajes 3D son sus dimensiones: suelen ser grandes. Y no se piense que por la virilidad de los hombre sucede eso (idea ridícula, sin lugar a dudas), ya que con las mujeres no cambia nada. En rigor de verdad, como lo que se quiere resaltar es la tercera dimensión, sea como protuberancia o profundidad, es lógico que se apele a diseños grandes. De lo contrario no se vería y hasta sería una complicación para el tatuador. Es importante recordar que la profundidad se obtiene con brillos y sombreados, lo cual hace al trabajo sumamente puntilloso, particular y difícil.

La tridimensionalidad es una evolución en el mundo de tatuaje. Una evolución, en este caso, no implica un progreso ( ¿cómo podríamos determinar que es mejor que el simple diseño chato o romo?), sino una variante, una modificación en la forma de hacer. Naturalmente, en este caso se genera un efecto realista mucho más grande con el cual se puede jugar. La simbología se hace más profunda y los efectos visuales añaden demasiado a la calidad ¿Cómo no nos va a encantar ver un reloj empotrado en una mano? ¿Una serpiente saliendo de un viente? ¿Manos que toman espalda, paisajes que salen del pecho, animales o lo que sea? El universo de posibilidades es amplísimo y es lo que queremos graficar con la enorme cantidad de imágenes que te presentamos, querido lector.

Significados de tatuajes simbólicos con gran significado

Siempre merece un párrafo aparte el mundo de los significados dentro de los tatuajes. La gente suele preguntar, cuando no entiende, qué significa. Es que hay simbología que sin ser ostensible, se puede comprender con un buen manual; pero hay otra que solo da cuenta de apetencias muy particulares del receptor del modelo (si es que existen o no todo se reduce a lo estético o un capricho sin más).

A continuación pondremos algunos significados genéricos o sociales, para que tengas una idea de qué hacerte cuando elijas un modelo tridimensional. Naturalmente, esta taxonomía no agota ni remotamente la variedad de diseños no solo que existen, sino incluso de las imágenes que te hemos presentado. Pero, como suele afirmarse, es un buen principio.

Los árboles: Los árboles tienen un sentido muy fuerte, sea el que sea (y no solo uno auténtico de la vida). Pueden representar protección, sabiduría, antiguedad, resistencia, cultura, raigambre y muchas ideas emparentadas entre sí.

Todo lo que vuele por vía propia: El vuelo siempre ha sido un tópico caro a la humanidad, casi ocultando una secreta envidia a aquellos seres que podían estar en cualquier parte, en sitios inexpugnables e inalcanzables. Pensemos en aves en general, mariposas o también en aviones para ser actuales. Lo que vuela da cuenta de la libertad, de la ruptura de grilletes, de la falta de fijación y cuestiones por el estilo.

Corazones: Los corazones con su rojo furioso dan cuenta del amor y la pasión, aunque se le da tonalidades distintas si lo hacemos por ejemplo realistas.

Flores: Lo verde de la flora siempre nos da la sensación de aire fresco, de ruptura con un mundo que puede tener mucho de gris por el cemento y el concreto. En sí, este símbolo da cuenta del nacimiento, la fertilidad, el crecimiento, la naturaleza y cuestiones por el estilo.

Dragones: Si hay un animal creado por la imaginación por antonomasia es el dragón, tan presente en casi todas las culturas, desde chinas hasta precolombinas. Sea de un tamaño pequeño o enorme para que la visión se vuelva ineludible, siempre dan cuenta del poder, la ferocidad, lo maravilloso, creativo, la rebeldía, el honor, etc.

Brújula y relojes: Son representaciones del espacio y del tiempo, justamente categorías a priori del sujeto. El primero marca un norte, habla de gente que retomó el camino luego de haber estado perdida o simplemente que siempre se puede hallar la dirección exacta. En cambio, el reloj es el tiempo humano, lo ineluctable, tirano, la fugacidad, la celeridad y todo lo que podamos asociar (muchas cuestiones abiertas para el mismo dueño del tatuaje).

Estrellas: Y usarás esa estrella para guiarte en el camino de las sombras. Sí, este astro es un derrotero en la confusión, representan también esperanza, fe, coraje, sueños, etc. Da cuenta de personas con metas muy elevadas y que comprenden que si bien hay mucho trabajo para lograr el objetivo de por medio, si se tiene estas cuestiones diáfanas todo es posible.

El símbolo del infinito: Lo curioso de este símbolo es que puede estar añadido a frases, flores, corazones, estrellas o lo que sea. El infinito por lo general no es presentado como una línea sin fin, sino como un eterno retorno de las cosas. Y eso va más allá de las limitaciones lógicas del cuerpo (y las predilecciones estéticas), ya que en verdad es de honda raigambre en la historia de la humanidad pensar más cómo círculo a semejante idea, que como línea.

Mapas: Los mapas son buenos para aquellas personas itinerantes de espíritu. No solo porque utilizan su cuerpo para graficar dónde han estado o hacia dónde quieren ir, sino porque dan cuenta de la inquietud, la movilidad, lo transitorio, el alma de mundo que poseen. Sienten que la vida no se puede reducir al cuarto, al barrio o a la ciudad. Quieren verlo todo.

Paisajes: Un paisaje en el mundo de los tatuajes puede jugar con la literalidad ¿Cómo es eso? Muy simple: nos agradó mucho determinado sitio y queremos plasmar la imagen más bella o icónica en la epidermis. Asimismo, el paisaje invita a las ideas, a lo que traspasa lo inmediato. La tristeza, la frialdad, el calor, el amor, la soledad, el hastío, la depresión y tanto más que la persona que quiere ese tatuaje puede vislumbrar.

Las rosas: Las rosas son las flores epítomes del amor. No vamos a decir que son femeninas, ya que los hombres las pueden exhibir en sus cuerpos; pero que sí hablan de la pasión, la empatía, la abnegación, el cariño e ideas similares. A una enamorada se le da una rosa, por ejemplo.

El sol: Es el rey astro, el que vemos todos los días, la condición de posibilidad por lo menos de la vida en nuestra hermosa tierra. Representa la inmortalidad, la fortaleza, la perseverancia, el nacimiento y crecimiento.

Flechas: Las flechas son tan seguras que un rey persa muy conocido anunció a los espartanos que cubriría el cielo con aquellas. Más allá de esas cuestiones, la flecha es seguridad, rectitud, tranquilidad en la consecución, un tener las cosas claras, saber los cometidos y superar cualquier clase de tropiezo (algo básico en la existencia).

Como dijimos anteriormente, la simbología siempre tiene cierta limitación porque el receptor del tatuaje puede romper con el juego hermenéutico (para mí significa esto y ùnto). Más allá de eso, la particularidad de la tercera dimensión permite jugar con la esencia de las cuestiones, lo subyacente ante tanta movilidad, lo que es y siempre será eso. Es que al ser humano siempre le ha generado zozobra la identidad ¿Qué somos cuando tenemos la sensación de que lo absoluto en nosotros se modifica? No lo sabemos, pero lo buscamos: debe haber una linealidad, algo que una puntos, que dé cuenta como el mejor hilo de Ariadna de una continuidad. Por lo tanto, rompemos la piel y vemos una máquina, un motor del amante de los bólidos, una flor, un rostro triste, un ladrillo o lo que sea. Claramente estamos hablando de un arte que permite jugar muchísimo con este tipo de cuestiones y que te recomendamos a tí, querido lector, que te animes a ello.

Aquí te hemos dejado una gran cantidad de imágenes de tatuajes en 3D, con explicaciones, técnicas y significados. Digamos que es una buena batería informacional para curiosos y sobre todo quienes quieren adentrarse en este mundo. Esperamos, desde ya, que el posteo haya sido de tu agrado, querido lector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *