Baños pequeños modernos y decorados [90 imágenes]

Todos queremos tener la casa de nuestros sueños. Una que siga los designios, en la que sea el toque propio en cada rincón, pese a las dificultades que puedan suscitarse. Está claro que en todo esto lo ideacional es vital. Necesitamos de ideas, nos nutrimos con ellas, variadas y a partir de esa coyuntura elegimos lo que se adapte a nuestros gustos. En esta ocasión te vamos a presenta una enorme cantidad de imágenes de baños modernos y decorados. Con estilos preciosos, de calidad y un gusto sublime. Como siempre, te traemos el mejor material. Para pasar un buen tiempo y aplicar ¡Una nota imperdible!

Baños pequeños minimalistas

El minimalismo es un estilo que llegó para quedarse. Su definición no tiene muchos ambages: se refiere a la mínima expresión de algo, a un grito sucinto, a un decorado o arquitectura escueta, sin ornamento; en definitiva, una reducción a su simpleza geométrica.

Como se vislumbra en las imágenes, el minimalismo propende a lo ejemplar en la prolijidad, lo amplio, espacioso y organizado, más allá que las dimensiones del baño sean pequeñas.

El minimalismo se lleva bien con todos los colores, pero quizás el blanco sea por antonomasia el elegido. La tonalidad aséptica, la claridad, la luminosidad, cierto nivel de orden, todo ayuda a que el baño se divise magnífico, digno sitio donde la estética y la salubridad tienen que confluir. Entonces verás que las imágenes reflejan muchísimo ese rasgo, querido lector.

Si hablamos de baños pequeños es que no hay mucho espacio. En ese sentido el minimalismo es mejor que un estilo más rústico u ornamental, ya que estos últimos hacen hincapié en una gran cantidad de cosas para el lugar o ribetes y molduras para lo arquitectónico. El minimalismo es una llamada a la simpleza, a lo escueto y en ese sentido el espacio se ve beneficiado incluso cuando no abunda. No es de extrañar que sea tan demandado hoy en día, sobre todo en departamentos.

Techos espacios y, sobre todo, mobiliario flotante son una excelente opción para acompañar al minimalismo. Tengamos en cuenta que la reducción del espacio implica una imaginación aguzada. En ese sentido, un lavabo en el aire queda increíble, seguro y limpio.

Baños pequeños delicados

Hace rato lo hablábamos con el minimalismo: la delicadeza no debe perderse en los baños. Y esto no es sencillo, porque son sitios que tienen otros imperativos como la calidad y la salubridad. Así que así podríamos determinar las tres patas de lo que convierte al baño en un aposento perfecto: limpieza, belleza y nobleza en los materiales.

Las opciones que nos dan los baños son amplias: podemos jugar con revestimientos lisos, con azulejos de distintas formas y tonalidades, además de introducir otra clase de materiales en las paredes. Recuerda que si el tamaño es pequeño sobrecargar mucho el sitio no va a ayudar en nada.

Está muy en boga la utilización de lavabos y bañeras con formatos ovoides ya que dan un toque futurista a todo, además de la calidad y belleza sensación para pasar un buen momento en el baño. Sobre todo si hablamos de la misma bañera, en la que naturalmente tardaremos algunos minutos en nuestros menesteres higiénicos.

Recuerda que el minimalismo o cierto modernismo en los baños no deja de lado la madera. Al contrario, suele llevarse muy bien, porque su oscuridad (incluso cuando es clara) genera un corte con toda la tonalidad blanca o mate que puede preponderar en el sitio.

Baños pequeños coloridos

Pero supongamos que nos queremos divertir un poco. Sí, decimos esas palabras porque si las tonalidades sobrias nos comunican seriedad, un clima parco; las fuertes, las coloridas transmiten diversión, alegría, incluso hasta puerilidad, en el buen sentido.

Los azulejos de las paredes, el mobiliario, incluso la decoración pueden elegir colores estrambóticos que muy bien se llevan con los claros. Es una posibilidad un poco más arriesgada, pero que no está mal elegirla.

Baños pequeños elegantes y modernos

Un baño es elegante o debería serlo. Que hablemos de estética en este sitio de la casa indica que todo cambió mucho. Hace no tantos años el mundo de la decoración no posaba sus ojos aquí, considerándose un sitio de mero aseo. Ahora, al contrario, se habla de comodidad, belleza, terapia, pasar un buen tiempo y cuestiones por el estilo.

Un baño es elegante, es bello y para que esas premisas se cumplan en el nuestro debemos seguir cierta linealidad. No queremos que nuestro baño sea una mezcolanza sin sentido, una cuestión meramente ecléctica, sino que todo esté ligado, que haya alegría, estética y también sobriedad.

Ideas para decorar un Baño pequeño

Siempre pueden surgir ideas para decorar. Por ejemplo, si el baño es pequeño como los de este posteo una buena opción para ganar espacio es no colgar grandes espejos, sino depositar pequeños sobre el mobiliario. Asimismo, la claridad ayuda mucho en ganar espacio: si cargamos mucho el sitio y atinamos a colores oscuros y grises, conseguiremos el efecto contrario.

Ya lo dijimos: el baño es un sitio para estar y realmente pasarla bien. Por eso no está mal realizar un juego con los azulejos, emplazando distintos colores en líneas, jugando con distintas formas e incluso materiales. Asimismo, unos cuadros bellos quedarían muy bien aquí, aunque a muchos les pueda parecer descabellado.

También los niños pueden decorar con alegría y paisajes amenos estos sitios, sobre todo si cuentan con uno propio que sea contiguo a su dormitorio.

Baños pequeños con duchas modernas

Las duchas tienen su esteticidad también. Si hablamos de modernismo las tenemos siempre de materiales símiles al aluminio, con colores grisáceos y de distintos tamaños. Una señal de modernidad es cuando estás están simplemente divididas por grandes vidrios que fungen de pared.

Asimismo, si pensamos en la ducha también podemos hacer lo mismo sobre el sitio donde cae el agua. La ducha puede estar instalada en esa suerte de cubículos de vidrio que ganan mucho espacio, aunque también en maderos correctamente instalados, bañeras ovoides, pisos con piedras, azulejos grises y mucho más. Las imágenes hablan por sí solas al respecto.

Baños pequeños con jacuzzi

Si decíamos que en el baño uno no solo realiza tareas higiénicas, quizás el jacuzzi ejemplifique mejor esa idea. Son caros, es cierto, pero añaden una belleza, además de tener bondades ergonómicas y terapéuticas. Y aunque no lo creas, querido lector, en baños no tan grandes se pueden emplazar algunos de ellos de tamaño promedio.

El jacuzzi no es algo que cae del cielo al baño. Como cualquier otro objeto de este sitio, tiene que tener cierta armonía y relación con lo que lo circunda. En los ejemplos vemos como los jacuzzis blancos se adaptan muy bien a un ambiente donde predomina lo claro en versiones mates, donde el juego con lo oscuro se reduce a poderosos cortes. La hermosura queda impoluta, claro está.

Aquí te hemos dejado una gran cantidad de imágenes de baños, focalizando en determinados sitios: lavabos, bañeras, jacuzzis, duchas, decoración y mucho más. Una idea casi total, para que a partir de lo absoluto tu elijas lo que conviene más a tu propio hogar. Asimismo, el posteo no solo se reduce a una cuestión de mimesis, sino también al simple disfrute que germina ante el vislumbre de semejantes imágenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *